Lealtad republicana en la Florida empieza a dividirse entre Trump y DeSantis ¿Quién irá adelante?

·8  min de lectura

El ex presidente Donald Trump subió al escenario en el Centro de Convenciones de Tampa el fin de semana pasado enmarcado por columnas de pirotecnia de chispas blancas y crecientes señales de que su férreo control sobre el Partido Republicano está cediendo.

Casi al mismo tiempo, el gobernador Ron DeSantis comenzó su propio discurso a 200 millas en el Condado Broward, donde los candidatos al Congreso compitieron por su respaldo y los donantes se levantaron de las cenas para darle ovaciones de pie.

Después de semanas de audiencias del comité del 6 de enero, resultados mixtos de encuestas e indicios de que el magnate conservador de los medios Rupert Murdoch puede estar agriándose con él, Trump está entrando en la fase de especulación de 2024 con parte de su impulso inclinado hacia abajo. DeSantis apunta hacia arriba.

“De hecho, quiero que [el gobernador Ron DeSantis] se postule y espero que Trump ceda”, dijo Paulo Nicoli, estudiante universitario de 18 años de Chicago que asistió al evento de Tampa, una cumbre nacional de estudiantes para el grupo de derecha Turning Point USA. “Es solo la forma en que se maneja a sí mismo”.

Los susurros de las ambiciones presidenciales de DeSantis comenzaron entre la clase política de Tallahassee hace casi cuatro años. Desde entonces, se han convertido en un rugido, derramándose en las conversaciones públicas entre los votantes habituales y salpicando los titulares de las noticias nacionales. A pesar de que DeSantis rechaza las especulaciones y repite que está enfocado en la reelección, las conversaciones sobre una posible batalla por el control con Trump, el hombre que ayudó a DeSantis a llegar a la gobernación en 2018, siguen aumentando.

El viernes, un día antes de la presentación de Trump en Tampa, DeSantis subió al mismo escenario y lanzó gorras de pelotero a los fanáticos mientras vitoreaban y tomaban videos en sus teléfonos. Trump hizo exactamente lo mismo, una noche después, antes de decirle a la multitud que que no está cediendo su posición en silencio.

“Me postulé dos veces y gané dos veces. ... Obtuvimos más votos que cualquier otro presidente en ejercicio en la historia de nuestro país”, dijo Trump, repitiendo la mentira de que le robaron las elecciones de 2020. “Y ahora es posible que tengamos que hacerlo de nuevo”.

La multitud, de pie, cantó: “¡Vuelve a la presidencia!”

Durante sus dos discursos, en el evento del Partido Republicano de Florida en el Condado Broward y en Tampa, DeSantis dijo a los asistentes que no retrocedieran. Golpeó un objetivo frecuente, el presidente Joe Biden, por sus políticas sobre energía, inmigración e inflación.

“Hay que estar listo para la batalla”, dijo a la multitud de Broward, antes de invocar imágenes bíblicas. “Así que pónganse la armadura de Dios, tome una posición contra los planes de la izquierda, manténganse firme con el cinturón de la verdad abrochado”.

Tomando el pulso

A medida que ha aumentado la conversación sobre el ascenso de DeSantis como candidato presidencial, también lo ha hecho la obsesión por tratar de medir sus posibilidades, incluso cuando para las elecciones de 2024 todavía falta tiempo.

La mayoría de las encuestas han confirmado que DeSantis es, con mucho, el competidor más cercano de Trump en un hipotético enfrentamiento primario, aunque varían en mostrar lo cerca que están.

Una encuesta realizada en nombre de los medios de comunicación locales en Detroit concluyó que los probables electores de las primarias republicanas en Michigan están divididos casi a partes iguales entre los dos. Otros dos encontraron una gran ventaja para DeSantis en la Florida y apoyan el alejamiento de Trump y hacia DeSantis en Nueva Hampshire.

Ofreciendo más detalles está una encuesta del New York Times/Siena College, que concluyó que la mayor amenaza de DeSantis para Trump es su ventaja entre los votantes más jóvenes y con educación universitaria.

Pero una encuesta realizada en la cumbre estudiantil de Tampa Turning Point fue un recordatorio del poder de permanencia contundente de Trump. Recibió 79% de los votos, mientras que DeSantis quedó en un distante segundo lugar con 19% y todos los demás contendientes obtuvieron 1% o menos, según Fox News.

“DeSantis es el mejor gobernador de la historia y él, espero, algún día se convertirá en presidente o vicepresidente”, dijo Andra Griffin, de 42 años, del Condado Manatee, quien dijo que ha hecho campaña para el gobernador. Pero ella y sus amigos,dijeron que Trump primero necesita “terminar lo que comenzó”.

“Lo siento, estoy enamorado del presidente Trump”, dijo Griffin. “Estoy listo para algunos tweets malos y gasolina de $ 1.78”.

Brooke McEwen, estudiante universitaria de Winter Springs, estaba más desgarrada.

“Si bien me encantaría que [DeSantis] se postulara en 2024, creo que aún no es su momento”, dijo. “Sin embargo, si no se presentara, creo que estaría perdiendo una oportunidad y este podría ser su mejor momento, siendo tan popular como él”.

No son solo los votantes los que debaten los beneficios de Trump frente a DeSantis.

El asesor político republicano nacional Ed Rollins encabeza un comité político independiente llamado Ready for Ron, con la intención de “reclutar” a DeSantis para que se postule a la presidencia, según documentos presentados ante la Comisión Federal de Elecciones. Tiene una petición en línea adjunta donde las personas pueden firmar sus nombres para “hacerle saber a Ron” que quieren que sea “el próximo gran presidente de Estados Unidos”.

En Arizona, uno de los colegas del Freedom Caucus de DeSantis del Congreso, el ex representante. Matt Salmon, está exhortando públicamente a DeSantis a respaldar a un candidato a gobernador en ese estado que está en una carrera ajustada con el que Trump ha respaldado. Salmon declaró a NBC News que la medida mostraría al mundo que DeSantis es un “pensador independiente”.

También está sucediendo entre los medios conservadores.

Miembros del Partido Republicano participan en el Sunshine State Summit en el Seminole Hard Rock Hotel & Casino cerca de Hollywood.
Miembros del Partido Republicano participan en el Sunshine State Summit en el Seminole Hard Rock Hotel & Casino cerca de Hollywood.

Mientras se alejaba del canal de cable al principio de su mandato, DeSantis ha vuelto a ser un favorito en Fox News, con productores que a veces compiten para reservarlo en sus diversos programas. Una columna de opinión reciente en el portal digital de Fox News decía: “Por qué DeSantis pudiera ser la cura para un Estados Unidos enfermo”.

Mientras tanto, Rupert Murdoch, propietario de Fox News, dijo recientemente que Trump ha estado demasiado “enfocado en el pasado”.

Trump se ha dado cuenta. En una publicación del lunes en su sitio de redes sociales, Truth Social, el ex presidente escribió que el popular programa matutino conservador Fox & Friends, se ha ido “al ‘lado oscuro’” porque los anfitriones pasaron por alto demasiado rápido su victoria en la encuesta de Turning Point “sobre el número dos republicano”, a quien no identificó.

En respuesta al rumor de DeSantis, Greg Kelly, presentador de la ultraconservadora Newsmax TV, atacó al gobernador de Florida a principios de este mes durante un segmento con un gráfico que decía: “Todavía no, Ron”.

“Escucho de más y más republicanos: ‘Bueno, sabes que Donald Trump tiene todo ese bagaje y es hora de una cara nueva’. No caigan en ese argumento”, dijo. Kelly agregó que DeSantis es “posiblemente un político de carrera” que necesita mejorar parte de su presentación, como algunos “gestos faciales extraños” durante su debate para gobernador de 2018 con el demócrata Andrew Gillum.

El representante Matt Gaetz dijo que nada de esto importa hasta que DeSantis gane la reelección.

“Trump y DeSantis tienen una relación de trabajo muy estrecha”, dijo. “Así que creo que encontrarán una manera de resolverlo. Obviamente tengo la esperanza de que el presidente Trump vuelva a postularse, pero durante muchos años he creído que Ron DeSantis será presidente algún día y todavía mantengo esa opinión, tal vez no en 2024, pero tiene todo lo necesario”.

Los partidarios del gobernador de 43 años señalan su currículo: pregrado en la Universidad de Yale, Derecho de Harvard, servicio militar, elegido para tres mandatos en el Congreso antes de ser como director ejecutivo del tercer estado más grande de la nación.

A medida que DeSantis ha volado por todo el país organizando recaudaciones de fondos y ha roto récords estatales por su enorme cofre de campaña, los demócratas, incluidos aquellos con quizás sus propios sueños de un cargo más alto, han tratado de volver el discurso presidencial en su contra.

“Ron DeSantis es realmente solo Donald Trump con una máscara”, dijo el gobernador demócrata de Illinois, JB Pritzker, en una gala del Partido Demócrata de Florida en Tampa a principios de este mes. “Está tratando de deshacerse de su racismo encubierto, homofobia y misoginia como una forma más razonable de republicanismo de Trump”. El gobernador de California, Gavin Newsom, emitió anuncios de televisión en Florida a partir del 4 de julio diciendo a los televidentes “la libertad está bajo ataque en su estado” y alentando a las personas a “unirse a la lucha” o “unirse a nosotros en California”.

En el evento del Partido Republicano de la Florida en Broward, personalidades de los medios conservadores preguntaron a los candidatos republicanos al Congreso durante algunos debates si apoyarían a DeSantis o a Trump para presidente en 2024.

Hubo algunas respuestas incómodas.

Varios dijeron DeSantis, mientras que otros dividieron la diferencia. Kevin Hayslett, que se postula por el Distrito 13 del Congreso en el Condado Pinellas, bromeó que le gustaría ver una criatura mitad Trump, mitad DeSantis minotauro.

Ambos eventos del fin de semana presentaron su parte justa de sombreros “Make America Great Again”, un lema que Trump insinuó que le gustaría mantener para su próxima carrera.

Pero esparcidos entre las gorras rojas en Tampa había letreros con una versión de DeSantis: “Make America Florida”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.