Las agresiones sexuales en vuelos no se denuncian; las aerolíneas deben intensificar esfuerzos

Por Jamie Freed y Aditi Shah
En la imagen, un pasajero contempla un despegue en el aeropuerto de Kuta, en Bali, el 4 de diciembre de 2017. REUTERS/Darren Whiteside

Por Jamie Freed y Aditi Shah

SINGAPUR/NUEVA DELI (Reuters) - Cuando una actriz de Bollywood de 17 años apareció esta semana en las redes sociales denunciando que fue agredida sexualmente en un avión, pareció pillar por sorpresa a la industria de las aerolíneas.    

Sus acusaciones -negadas por el hombre señalado por la agresión en un vuelo doméstico de Vistara en la India- desencadenaron indignación en la red y provocaron una rara investigación policial.    

El incidente, poco después de que la hermana del fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, Randi, una ejecutiva de Silicon Valley, dijera a través de las redes sociales que había sido víctima de acoso sexual en un vuelo de Alaska Airlines, pone de manifiesto un riesgo para las aerolíneas: necesitan hacer algo más que responder una vez que un incidente se haga público y su compañía sea vea atacada.

"Es un problema mundial y cada país tiene que lidiar con las consecuencias", dijo Saj Ahmad, un analista londinense de Strategic Aero Research. "Estar preparado para abordar las inquietudes de los pasajeros en lugar de reaccionar ante las quejas de las redes sociales podría ayudar a resolver estos problemas en tiempo real".

La mayoría de las personas contactadas por Reuters para investigar sobre agresiones sexuales en vuelos hacia pasajeros y trabajadores (incluyendo aerolíneas, personal, los sindicatos de azafatas y los consultores sobre formación de las aerolíneas) dijeron que los incidentes pocas veces se denuncian.

El año pasado, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), las aerolíneas informaron solamente de 211 casos de "conducta sexual inapropiada". Una pequeña cifra en medio de un total de 3.800 millones de pasajeros en más de 40 millones de vuelos.

En un comunicado, IATA dijo que menos de la mitad de esos casos fueron denunciados a las autoridades, razón por la cual hay tan pocas investigaciones policiales.

"Las víctimas están obligadas a presentar cargos, la línea aérea no puede hacer eso por ellas", dijo Taylor Garland, portavoz de la Asociación de Asistentes de Vuelo de Estados Unidos. "Creemos que hay muy pocas denuncias".

Andrew Herdman, director general de la Asociación de Aerolíneas de Asia Pacífico, dijo que los datos de IATA deben analizarse con cautela "ya que las descripciones de las situaciones no siempre están estandarizadas" y hay "variaciones significativas en el nivel de denuncias voluntarias de las aerolíneas".

"Respecto a los incidentes por agresiones sexuales, desde intimidación verbal hasta agresiones físicas, son relativamente raros, pero siempre se toman en serio ", dijo.        

CULTURA DE LA VERGÜENZA     

Entre casi dos docenas de las principales aerolíneas contactadas por Reuters, solo Japan Airlines Co Ltd dio cifras reales sobre incidentes de acoso sexual en sus vuelos: entre 10 y 20 por año, y en algunos de los casos se llamó a la policía.    

Suhaila Hassan, jefa de la tripulación de cabina de la aerolínea AirAsia Bhd, con sede en Malasia, dijo que no se habían registrado casos de acoso a pasajeros por parte de pasajeros, aunque hubo casos ocasionales de acoso a la tripulación de cabina.

Dijo que era posible que no se informara a la aerolínea sobre algunos de los incidentes.

"Eso podría ser por cuestiones culturales. Hay personas que se sienten tímidas y avergonzadas al contarlo", dijo.     

Los comentarios de las aerolíneas se ajustan a los estudios más amplios que estiman que tres de cada cuatro incidentes de acoso sexual en el lugar de trabajo en Estados Unidos no se denuncian.    

En Asia, hay una menor cultura sobre hacer público el acoso sexual.    

"Tendemos a tener una cultura en la que (...) la gente generalmente no habla", dijo Jason Tan, un ex asistente de vuelo de Singapore Airlines que trabaja como consultor entrenando tripulaciones de cabina en Asia y Medio Oriente.

"Las víctimas tienden a sufrir en silencio".

Elsa Marie D'Silva, una antigua azafata de Jet Airways, ahora gestiona un sitio web de casos de acoso y abuso sexual. Ella dijo que los casos no se denuncian en la India debido a la vergüenza asociada y a una cultura donde la responsabilidad recae sobre la víctima a la hora de probar las acusaciones.    

"Ha llegado el momento de que la aviación india se tome esto más en serio", dijo.


FORMACIÓN DE LA TRIPULACIÓN

La mayoría de las aerolíneas forman a sus tripulaciones de cabina para lidiar con una amplia categoría de "incidentes de pasajeros indisciplinados", que van desde el abuso físico y el comportamiento obsceno hasta amenazas verbales y alteración del equipamiento del avión.

"Los trabajadores están capacitados para lidiar con estos incidentes, pero de forma limitada", dijo Philip Baum, director general de Green Light, una empresa de formación en seguridad de la aviación y consultora. "La mayoría de los cursos de seguridad de la tripulación de cabina en todo el mundo se completan en un día. Algunos en dos días. Hay tantos escenarios que podría pasar una semana contemplando todo tipo de pasajeros insubordinados".

Según IATA, un tercio de los casi 10.000 incidentes denunciados sobre pasajeros con mal comportamiento el año pasado involucraron intoxicación. Solo el 2 por ciento tenía un comportamiento sexual inapropiado.

"Si bien tales incidentes son raros, nuestro personal está altamente capacitado para manejar cualquier situación que pueda ser peligrosa o suponer una amenaza", dijo una portavoz de la aerolínea europea de bajo presupuesto easyJet.    

American Airlines recientemente decidió brindar una formación "mejorada" en materia de acoso sexual como parte de una iniciativa más amplia sobre diversidad e inclusión, dijo una portavoz, que se negó a dar más detalles.    

Y el CEO de United Airlines Oscar Muñoz dijo esta semana a los más de 90.000 trabajadores de la aerolínea que había "cero tolerancia" para el acoso sexual de clientes o personal, según una nota en el sitio web de la aerolínea, pero no especificó ningún entrenamiento adicional.

Una encuesta realizada por la Asociación de Asistentes de Vuelo de EEUU. Este año encontró que una quinta parte de los encuestados de la tripulación de cabina había presenciado una agresión de pasajero a pasajero mientras trabajaba en un vuelo.

El sindicato ha expresado su preocupación de que las políticas relacionadas con la mala conducta sexual de los pasajeros rara vez se destacan. Más de la mitad de los encuestados dijeron que no tenían conocimiento de políticas específicas.

Lo mismo parece aplicarse en India, dijo Satvik Varma, un abogado de litigios independiente con sede en Nueva Delhi.

"No hay falta de regulaciones", dijo. "Lo que estamos lidiando aquí es la falta de implementación y la falta de conocimiento de estas regulaciones".