Lars von Trier, director de Anticristo y Ninfomanía, es diagnosticado con Parkinson

·4  min de lectura
Lars von Trier, director de Anticristo y Ninfomanía, es diagnosticado con Parkinson
Lars von Trier, director de Anticristo y Ninfomanía, es diagnosticado con Parkinson

Lars von Trier, director danés más conocido por cintas como Bailando en la Oscuridad (68%) y Anticristo (70%), fue recientemente diagnosticado con Parkinson a la edad de 66 años. Noticias sobre su salud ya habían recorrido los medios hace unos años, pero nada había sido confirmado. El creador es uno de los nombres más importantes del cine de arte, pero también ha sido uno de los más criticados por su forma de trabajar y tratar a su elenco, especialmente a las mujeres. Con esta noticia también llega información de que contará con ayuda especial para terminar su próximo proyecto y que ya está bajo tratamiento.

Sigue leyendo: Festival de Venecia 2022 presenta su Selección Oficial

En 1995, Lars von Trier y Thomas Vinterberg, más conocido por Celebración (92%) y Una ronda más (96%), crearon y firmaron los pormenores de un movimiento cinematográfico que llamaron Dogma 95. La idea era promover la creación sin necesidad de grandes presupuestos, efectos especiales o tecnología de punta. Además, se buscaba crear una experiencia única con el espectador que lo llevaría a “entrar” a la historia al filmarse desde un punto de vista hiperrealista. Debido a la falta de apoyos, varios directores se unieron a la causa y la tendencia se popularizó rápidamente en otras partes de Europa. Una de las reglas principales es que todo se filmaba en locación, sin alteraciones y con luz natural, algo que rompieron básicamente desde el inicio.

Aunque el movimiento es uno de los más estudiados y respetados en la historia del cine, sus creadores se alejaron cuando encontraron fama y recursos económicos para hacer justicia a sus historias. Si bien el Dogma duró poco para ellos, sigue siendo un sistema que muchos directores usan para sus primeros trabajos. El estilo e intención de von Trier siempre fueron muy claros y su constante deseo de provocar al público lo convirtió en una figura que sigue dividiendo a los especialistas.

Lars von Trier llamó la atención de los críticos alrededor del mundo gracias a su versión de Medea (86%), pero fue con Los Idiotas (70%), estrenada en 1998, que se ganó el respeto del medio y un lugar permanente en los festivales de cine, siempre listos para generar controversias con sus funciones. Con Bailando en la Oscuridad, protagonizada por Björk, von Trier se popularizó de manera más comercial, aunque él decidió nunca cruzar la línea a Hollywood. En vez de eso, el creador trabajó con actores reconocidos, como Nicole Kidman, Kirsten Dunst y Willem Dafoe, pero siempre bajo sus propios términos.

También te puede interesar: Stellan Skarsgård defiende a Lars Von Trier de acusaciones de misoginia

La noticia sobre su diagnóstico se dio a conocer por medio de Zentropa, productora que él fundara en 1992 junto a Peter Aalbæk Jensen. El comunicado oficial (vía Variety) dice:

Lars está de buen humor y ya está siendo tratado por sus síntomas, y se le está dando tratamiento para que pueda completar 'The Kingdom: Exodus.' La enfermedad significa que Lars sólo participará en entrevistas de forma limitada hasta el estreno más tarde este año.

Según noticias previas, este proyecto se estrenará durante el próximo Festival Internacional de Cine de Venecia que tiene lugar en septiembre, con planes concretos para ser distribuido en Estados Unidos, Canadá y América Latina de manera comercial. The Kingdom: Exodus es la tercera y última temporada de The Kingdom, una serie que Lars von Trier lanzó en 1994 y que inspiró un remake llamado Kingdom Hospital desarrollado por Stephen King .

En los últimos años, el nombre de Lars von Trier estuvo más asociado a controversias luego del movimiento MeToo. Björk reveló los abusos emocionales y físicos que tuvo que soportar cuando trabajó con él y que la alejaron por años de la industria del cine. También se ha hablado mucho sobre las verdaderas razones por las cuales Nicole Kidman decidió no regresar para la segunda parte de Dogville (70%), siendo sustituida por Bryce Dallas Howard y dejando la trilogía propuesta inconclusa. En general, su figura siempre ha estado conectada con diversos escándalos que mucho tienen que ver con su particular personalidad y oscuro sentido del humor, pero nunca se llegó a una resolución real cuando se trató el tema de los abusos en sus sets de filmación.

No te vayas sin leer: Alexander Skarsgård dice que aceptó estar en Melancolía sin leer el guión de Lars von Trier