El laboratorio CureVac demanda a su rival BioNTech por la tecnología de su vacuna con Pfizer

·2  min de lectura
La sede de la farmacéutica alemana BioNTech en Mainz, Alemania (Archivo)
La sede de la farmacéutica alemana BioNTech en Mainz, Alemania (Archivo)

BERLÍN.- La compañía biotecnológica alemana CureVac entabló una demanda por infracción de patente contra su rival BioNTech por un trabajo sobre la tecnología del ARN mensajero que, según afirma, contribuyó al desarrollo de la vacuna contra el Covid de BioNTech y su socio Pfizer.

CureVac dijo este martes que interpuso una querella ante un tribunal regional de Düsseldorf “contra BioNTech SE y sus dos filiales, pidiendo una indemnización justa por la violación de un determinado número de sus derechos de propiedad intelectual”.

Reconocida por sus investigaciones sobre medicamentos utilizando esos avances genéticos, CureVac quiere hacer valer sus “derechos de propiedad intelectual producto de dos décadas de trabajo pionero en la tecnología del ARNm, que contribuyeron al desarrollo de las vacunas contra el Covid”. Según la empresa, sus trabajos permitieron el “desarrollo rápido” de las vacunas.

Fachada de la compañía CureVac en su sede central de Tubinga, en el sur de Alemania
Fachada de la compañía CureVac en su sede central de Tubinga, en el sur de Alemania - Créditos: @THOMAS KIENZLE

CureVac afirmó que su cartera de propiedad intelectual “protege múltiples inventos que se consideran esenciales para el diseño y desarrollo de la vacuna de ARNm del SARS CoV-2 de BioNTech, entre otros”.

Esos inventos se relacionan con la ingeniería de moléculas de ARNm, incluidas las modificaciones de secuencia para aumentar la estabilidad y las formulaciones de vacunas de ARNm específicas para las vacunas contra el Covid, añadió la empresa alemana.

Una mujer empuja un carro de bebé junto a un cartel ante la sede de Pfizer en Nueva York (Archivo)
Una mujer empuja un carro de bebé junto a un cartel ante la sede de Pfizer en Nueva York (Archivo)

En otro comunicado, BioNTech respondió que valora y respeta los derechos de propiedad intelectual válidos. Agregó que su “trabajo es original y lo defenderemos enérgicamente contra todas las acusaciones de infracción de patentes”.

“Sin embargo, somos conscientes de que no es inusual que otras compañías de la industria farmacéutica, habiendo sido testigos del éxito de Comirnaty, sugieran ahora que la vacuna infringe potencialmente sus derechos de propiedad intelectual”, añadió en su defensa.

Pese a la demanda entablada, y dado el aumento de casos de Covid en varios países, CureVac aseguró que no quiere “que sus acciones en la Justicia puedan obstaculizar la producción, la venta o la distribución” de vacunas de BioNTech y de su socio, el laboratorio estadounidense Pfizer.

Agencias AP y AFP