Esta imagen de una duna de arena azul en Marte es alucinante

Nuestro planeta vecino, ¿es tan rojo como siempre creímos? A simple vista, el óxido de hierro y el polvo oxidado suspendidos en su atmósfera tiñen su superficie de un color rojizo-anaranjado, pero en realidad, la geografía marciana tendría otros colores.

La duna azul del campo de dunas del cráter Lyot. Crédito:  NASA/JPL-Caltech/Univ. of Arizon

La imagen de esta gigantesca duna de arena azul del cráter de Lyot impactó por su rareza a principios de este año. Fue tomada por la nave Mars Reconnaissance Orbiter (MRO), lanzada al espacio en 2005 para estudiar la historia del agua en Marte. 

Según la NASA, esta duna en particular está compuesta por materiales finos o tiene una composición diferente a la de las dunas grisáceas de su alrededor.

Campo de dunas en del cráter Lyot. Crédito.  NASA/JPL/University of Arizona

Pero… ¿realmente es azul?

Constantemente la nave MRO toma imágenes de alta resolución de Marte y las envía a la Tierra a través de un poderoso sistema de telecomunicaciones o “Internet interplanetaria”, como lo llama la NASA.

Estas imágenes suelen ser en blanco y negro, pero es tarea de los científicos darles vida y color para poder interpretarlas. Por lo tanto, se trata de un efecto visual que surge del aumento del contraste, un truco que los investigadores les permite ver el planeta con mayor detalle.

El geólogo y director del Laboratorio de Investigación de Imagen Planetaria en la Universidad de Arizona, Alfred McEwen, explicó a Inverse que a las imágenes se les aplican valores mínimo-máximo para cada canal de color individual para aumentar el contraste.

“En realidad las dunas son grises, pero parecen relativamente azules después de la edición porque la mayor parte de Marte es roja”, describió.

A pesar de la alta calidad de la cámara fotográfica, los científicos necesitan aumentar drásticamente el contraste porque la luz reflejada en el polvo de la atmósfera hace que la superficie marciana se vea bastante insípida y borrosa.

“Para ver las imágenes con gran detalle, el equipo tiene que aumentar el contraste, lo que a menudo conduce a un cambio dramático en el color”, argumentó McEwen.

Estas fotos de la región Nili Patera de Marte muestran los efectos de la edición:

Crédito: NASA/JPL/Univ. of Arizon.

Pero próximamente debemos ver imágenes más impresionantes del planeta rojo gracias al explorador robótico InSight de la NASA que llegó allí el 26 de noviembre después de un viaje de seis meses y tras recorrer más de 300 millones de millas.

InSight tomó su primer selfie con una cámara en su brazo robótico de 6 pies de largo y capturó los primeros “sonidos” del viento que soplaba en Marte.

La nave espacial se encuentra ahora en un proceso de poner a prueba sus instrumentos científicos, incluido un sismómetro y una sonda de calor, y colocarlos en la superficie del planeta para comenzar a recopilar datos.

Para el regocijo de los más nerds, aquí un par de imágenes de Marte tomadas este año:

Fotografía cedida por la NASA que muestra la primera imagen tomada desde el módulo espacial InSight tras su exitoso aterrizaje en el planeta Marte. El modulo espacial InSight, la primera misión de la NASA que quiere estudiar específicamente el interior de Marte, aterrizó con éxito en la superficie del planeta rojo. EFE/ Cortesía NASA / SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

El 25 de diciembre de 2003, casi siete meses después de su lanzamiento, el satélite de la misión Mars Express entraba en la órbita de Marte. A solo unos días de que se celebre su 15 aniversario girando alrededor del Planeta Rojo captando imágenes del mismo, la ESA quiso festejar tan señalada fecha con una imagen fruto del programa científico que la Mars Express realiza desde hace ya década y media: un cráter marciano totalmente helado. Una estampa muy navideña, en la que se ve el cráter en todo su esplendor. Se trata del Korolev y fue captada por la Cámara Estéreo de Alta Resolución (HRSC) de Mars Express. La foto está compuesta de “cinco ‘franjas’ capturadas en distintas órbitas y combinadas para formar una única imagen”, explican desde la ESA. EFE/EPA/BJORN SCHREINER