¿Cuál es "la mejor vacuna" contra el COVID-19? Aquí la respuesta a la pregunta que todos se hacen

·6  min de lectura

Vacunarse es la clave.

La vacuna contra el virus SARS-CoV-2, que causa el covid-19, es uno de los bienes más preciados a escala internacional. Es un instrumento clave para abatir la pandemia, y con ello salvar incontables vidas, pero su limitada disponibilidad hace que solo una cantidad reducida de personas la haya recibido hasta ahora.

Eso se modificará conforme se incremente la producción y distribución de las vacunas actualmente aprobadas, se aprueben nuevas y se amplíen los esquemas de vacunación. Con algunas diferencias dependiendo de las peculiaridades de cada país, incluso de cada localidad, en general a escala internacional existe actualmente una fuerte ansia por ser vacunado, pero una considerable mayoría de la población aún no tiene esa posibilidad.

Técnicos  farmacéuticos preparan jeringas con vacunas contra el covid-19 de Pfizer en Portland, Maine, EEUU. (AP Photo/Robert F. Bukaty)
Técnicos farmacéuticos preparan jeringas con vacunas contra el covid-19 de Pfizer en Portland, Maine, EEUU. (AP Photo/Robert F. Bukaty)

Con todo, para quien ya está dentro de los grupos elegibles han surgido nuevas interrogantes: ¿cuál de las vacunas disponibles me conviene recibir?, ¿el nivel de efectividad de una u otra vacuna significa que una con menor efectividad es menos deseable?, ¿si la vacuna disponible no es la deseada, conviene o es factible esperar a que esté disponible la que uno prefiere?

Esas dudas se incrementan conforme más tipos de vacunas están disponibles en cada país.

En Estados Unidos ya hay tres aprobadas: Pfizer/BioNTech (Estados Unidos/Alemania), Moderna (Estados Unidos) y Johnson & Johnson/Janssen (Estados Unidos/Bélgica). En México hay ya cinco: Pfizer/BioNTech, Oxford/AstraZeneca (Reino Unido), Sputnik V (Rusia) y CanSino y Sinovac (ambas de China).

La realidad es que, según los expertos, lo que la gente debe hacer es inmunizarse con aquella vacuna que tenga disponible, pues aunque hay diferencias entre ellas estar inmunizado lo más pronto posible es la mejor elección.

En Estados Unidos, por ejemplo, las vacunas que se han estado aplicando en meses recientes son las de Pfizer y Moderna, ambas relativamente similares al tratarse de vacunas innovadoras a base de ARN mensajero, que requieren dos dosis y han de ser refrigeradas a temperaturas excepcionalmente bajas.

Pero hace unos días las autoridades estadounidenses aprobaron la vacuna de Johnson & Johnson, que fue creada con una técnica distinta (usa un adenovirus modificado para crear inmunidad contra el SARS-CoV-2), es de una sola dosis y requiere refrigeración estándar.

Al ser de una sola dosis y no requerir refrigeración especial, la vacuna de Johnson & Johnson es considerada una herramienta clave, que podrá permitir incrementar sustancialmente la cantidad de personas vacunadas, además de que es más fácil de transportar y mantener en lugares, por ejemplo zonas rurales, donde no se cuenta con la infraestructura de refrigeración que requieren las otras dos.

Con todo, los datos sobre la efectividad de las vacunas han puesto a algunos a pensar sobre si elegir una u otra, en caso de que esa disyuntiva fuese posible. Las vacunas de Pfizer y Moderna, por ejemplo, han reportado una efectividad del orden del 95-94%, mientras que la de Johnson & Johnson es de 72% en estudios realizados en EEUU y 64% en Sudáfrica, donde existe una variante del coronavirus que podría afectar la efectividad de tratamientos basados en anticuerpos.

Ante esas cifras algunos se preguntan, ¿si las dos primeras son más efectivas, no convendría elegir ser vacunado con una de ellas, a fin de lograr mayor protección?

En realidad, dada la limitada disponibilidad de vacunas, actualmente no resulta viable seleccionar cuál aplicarse, y posponer la vacunación en aras de que a la localidad de una persona lleguen dosis de la vacuna preferida es en realidad un riesgo adicional indeseable.

Adultos mayores esperan en una carpa naranja su turno para ser inoculados con una dosis de la vacuna contra el coronavirus Sputnik V de Rusia, en el distrito de Xochimilco, en la Ciudad de México, el miércoles 24 de febrero de 2021. (AP Foto/Marco Ugarte)
Adultos mayores esperan en una carpa naranja su turno para ser inoculados con una dosis de la vacuna contra el coronavirus Sputnik V de Rusia, en el distrito de Xochimilco, en la Ciudad de México, el miércoles 24 de febrero de 2021. (AP Foto/Marco Ugarte)

En general, la mejor protección se logra con la inmunización con aquella vacuna que esté disponible, pues el objetivo es proteger contra el desarrollo de un caso severo de covid-19 que pueda conducir a hospitalización y muerte. Y, en general, las tres vacunas citadas ofrecen esa clase de protección de modo muy efectivo, por lo que inmunizarse con cualquiera de ellas resulta clave.

Y durante sus estudios, tanto las vacunas de Pfizer como las de Moderna y Johnson & Johnson mostraron 100% de efectividad en la prevención de muertes por covid-19. Ese sería el caso también de otras vacunas.

No vacunarse simplemente mantiene activo el riesgo de contagio y de desarrollar la enfermedad de modo grave, tanto a escala individual como social.

En México, la encrucijada sobre las opciones de vacunas parecería más compleja, al haber más vacunas (cinco) aprobadas.

A ello hay que añadir polémicas que aluden a que la efectividad de las vacunas chinas sería menor que la de las Pfizer (de acuerdo a Nature la de Sinovac sería 50.4% efectiva contra casos severos y moderados en un estudio en Brasil y 65% para prevenir casos sintomáticos en un estudio en Indonesia) o que el proceso de desarrollo de la vacuna rusa Sputnik V se habría saltado pasos en el proceso tradicional de pruebas.

Con todo, como inexacta comparación, la vacuna de AstraZeneca tiene, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud una efectividad del 63% y la Sputnik V del 91.6%, de acuerdo a un estudio publicado en la revista The Lancet.

Así, ¿de todas las disponibles, cuál vacuna es la que más conviene?

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En un escenario en el que múltiples vacunas estuvieran ampliamente disponibles como para elegir libremente cuál aplicarse esa pregunta tendría mayor sentido. Pero ese escenario no es hoy real y tardará mucho en suceder. En tanto, es actualmente imperativo ampliar lo más rápido posible la población vacunada, para frenar sustancialmente la propagación del virus y sus mutaciones.

Una vacuna no aplicada es inútil y, en ese sentido, lo mejor para las personas es vacunarse con cualquier vacuna autorizada que se le ofrezca cuando sea elegible de acuerdo al plan de vacunación de su localidad.

Además, la vacunación contra el covid-19 podría ser similar a la que se aplica contra la influenza y requerir aplicaciones periódicas para mantener la inmunidad, por lo que la vacuna que hoy se reciba, y que ofrecerá protección en el presente momento crítico, podría ser diferente de la que más adelante una persona pueda recibir.

Al final, la prioridad es incrementar el nivel de protección de la población contra el covid-19 y mientras más personas sean vacunadas en el menor tiempo posible mayor será esa inmunidad (individual y colectiva) y se podrá abatir finalmente la pandemia.

Así, aunque ciertamente existen dudas y resistencias entre las personas, la recomendación es simplemente vacunarse, con la vacuna que esté disponible en el lugar y momento que correspondan.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Qué dicen los resultados de la vacunación en Israel, el país con más vacunas per cápita del mundo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.