"La Historia no está de su lado": sobreviviente del Holocausto encara al director del Servicio de Inmigración y Aduanas de EEUU

Bernard Marks pasaba apenas de los 10 años cuando fue arrestado junto a su familia por las autoridades nazis y conducido a los campos de concentración, primero de Auschwitz, luego de Dachau, por la simple razón de ser judío.

Bernard Marks, sobreviviente del Holocausto, encara al jefe de ICE en Sacramento, el 28 de marzo de 2017. REUTERS/Stephen Lam

Tiene ahora 87 años y es uno de los pocos sobrevivientes que quedan de aquella barbarie que todos conocen como el Holocausto. Mark es un anciano muy mayor, pero, aun así, no le fallaron las fuerzas para encarar en un acto público a Thomas Homan, director del Servicio de Inmigración y Aduanas estadounidense (ICE, por sus siglas en inglés).

Allí, delante de todos, en un foro público sobre inmigración que tuvo lugar en Sacramento California, el anciano sobreviviente le espetó en la cara al oficial de ICE que la historia no está del lado de la administración Trump.

“Cuando era un niño pequeño en Polonia -afirmó Bernard Marks-, por ninguna razón más que por ser judío fui trasladado por los nazis. Y por ninguna otra razón fui separado de mi familia, que fue exterminada en Auschwitz. Yo soy un superviviente de Auschwitz y Dachau”.

Ahí mismo, el anciano aprovechó el momento para dirigirse a Scott Jones, el alguacil del condado de Sacramento que había organizado el evento, a quien le pidió que no colabore con Homan y con las fuerzas de ICE para llevar a cabo las estrictas políticas de deportación de la administración Trump, que incluyen acosar a los inmigrantes en los tribunales.

“Cuando este señor (Homan) se presenta aquí y dice que no va detrás de la gente, debería leer el diario Sacramento Bee, que explica que la Suprema Corte de Justicia de California se ha opuesto a que ICE entre y saque gente de los tribunales”, subrayó Marks.

“No me diga que esto es una mentira. Estamos aquí, señor Jones, no se olvide. La Historia no está de su lado”, agregó.