La crisis política retrasa el acuerdo de defensa de Reino Unido con la UE

Por Robin Emmott y Gabriela Baczynska
En la imagen, el príncipe Carlos en un F-35 durante una visita al Escuadrón Número 617, con sede en RAF Marham, Kings Lynn, en Norfolk, el 27 de julio de 2018. REUTERS/Chris Radburn

Por Robin Emmott y Gabriela Baczynska

BRUSELAS (Reuters) - Los planes británicos de una rápida inclusión en un nuevo pacto de defensa con la Unión Europea se están viendo perjudicados por la crisis política en Londres y la incertidumbre sobre los términos de la salida de Reino Unido del bloque, según diplomáticos de la UE.

La primera ministra, Theresa May, pidió en febrero un nuevo tratado de seguridad con la UE a partir del próximo año y el presidente del Ejecutivo de la UE alegó que era demasiado importante como para arriesgarse a que se viera subsumido en negociaciones más amplias sobre el Brexit.

Sin embargo, cinco diplomáticos involucrados en las conversaciones sobre seguridad dijeron que los temas ahora se habían vinculado, debido al nivel de escepticismo expresado por muchos políticos británicos con respecto al borrador de acuerdo de retirada de la UE.

"Es demasiado sensible hablar de seguridad ahora que todo está en el aire en Londres. El tema de la participación de Reino Unido tras el Brexit ya era divisivo para algunos países de la UE", dijo un alto funcionario de la UE.

Reino Unido, que quiere una "asociación profunda y especial" con la UE en defensa y seguridad, esperaba inicialmente llegar en noviembre a un acuerdo para participar en el pacto de defensa de la UE y acceder a financiación de un fondo previsto de la UE de 13.000 millones de euros para armas, tecnología e investigación.

Esa decisión sobre la participación futura de Reino Unido como un país tercero ahora se ha retrasado a diciembre como muy pronto, pero es más probable que se quede para el próximo año, dijeron diplomáticos.

Reino Unido, junto con Francia, es una de las mayores potencias militares de Europa y confiaba en que la seguridad fuera una de sus mayores piezas de negociación mientras busca una nueva relación con la UE.

La integración de la defensa de la UE se está acelerando tras los atentados islámicos en Europa occidental, la presunta injerencia rusa en las elecciones europeas y la preocupación por el compromiso de Estados Unidos con la OTAN bajo el presidente Donald Trump.


(Escrito por Robin Emmott; Editado por Robin Pomeroy; Traducido por Blanca Rodríguez)