Anuncios

López Obrador anuncia que se investigará a funcionarios por muerte de estudiante en el sur de México

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, anunció el viernes que se investigará a todos los funcionarios del estado sureño de Guerrero que tuvieron que ver con la muerte de un estudiante que fue tiroteado en un puesto de control policial, lo que desató violentas protestas.

Ante la crisis política que desencadenó en Guerrero el asesinato del estudiante, tras la detención de dos policías y la posterior renuncia de los secretarios de Gobierno y de Seguridad, López Obrador salió en viernes en defensa de la gobernadora oficialista de la entidad, Evelyn Salgado. Manifestó su apoyo a las decisiones que tomó la víspera, que llevaron a la salida de los dos altos cargos.

Salgado también le solicitó la renuncia a la fiscal estatal, la teniente coronel Sandra Luz Valdovinos, quien refutó la decisión alegando que para su destitución se debían agotar los procedimientos legales.

La remoción de los dos altos funcionarios se dio un día después del arresto de dos policías, que no han sido identificados, a los que un juez les dictó el jueves prisión preventiva por su presunta relación con la muerte de un estudiante, de 23 años, de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa, que fue tiroteado la noche del 7 de marzo en un puesto de control policial y que murió poco después en un hospital de Chilpancingo, capital de Guerrero.

Por el caso también es investigado un tercer policía que se fugó y que las autoridades han identificado como el presunto autor del homicidio del joven.

El asesinato del estudiante desató la semana pasada protestas en Chilpancingo que escalaron esta semana luego que se dio a conocer la fuga del policía.

Sobre la resistencia a dejar su cargo de la fiscal, López Obrador dijo en su conferencia de prensa matutina del viernes que se pidió al Congreso de Guerrero que ejecute el cambio de la funcionaria.

“En ese gobierno no hay relaciones de complicidad con nadie. Cero corrupción y cero impunidad”, afirmó López Obrador al anunciar que se solicitó a Fiscalía General de la República que investigue a todos los que tuvieron que ver con el caso, incluidos los altos funcionarios.

La gobernadora de Guerrero anunció el jueves la renuncia del secretario general de Gobierno, Ludwig Reynoso Núñez, quien ocupaba el segundo cargo más importante del estado, y del secretario de Seguridad estatal, general Rolando Solano Rivera, que había asumido hace menos de dos meses.

El caso también ha reavivado la polémica en torno a las investigaciones por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en septiembre de 2014 en Guerrero.

López Obrador reiteró el viernes su disposición a conversar con los padres de los jóvenes desaparecidos y dijo que no aceptará diálogos con sus abogados ni intermediarios.

Los familiares y sus abogados han cuestionado al mandatario por los pocos avances en las investigaciones del caso Ayotzinapa, a pesar de que López Obrador se comprometió al inicio de su sexenio, en 2018, que se localizaría a los estudiantes y se esclarecerían los hechos.

A casi nueve años y medio de los hechos, no está claro ni el móvil del crimen ni el destino de los estudiantes, aunque se encontraron restos calcinados de tres de los jóvenes y se apunta a que fueron asesinados por miembros de un cártel local que traficaba heroína y que presuntamente actuó coludido con fuerzas de seguridad y autoridades locales, estatales y federales, incluidos militares.