Líderes europeos apoyan que Ucrania reciba el estatus de candidato a la adhesión

·4  min de lectura

Kiev, 16 jun (EFE).- Los jefes de Gobierno de Alemania, Francia, Italia y Rumanía anunciaron este jueves su apoyo a que Ucrania reciba el estatus de país candidato a integrarse en la Unión Europea (UE), en una visita conjunta a Kiev inédita desde la invasión rusa del pasado 24 de febrero.

Tras reunirse con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, los cuatro precisaron que favorecen que Ucrania obtenga de inmediato este estatus, en vísperas de que el Consejo Europeo (CE) trate esta cuestión en Bruselas.

"Europa está de vuestro lado, y lo estará todo el tiempo que haga falta hasta la victoria", proclamó el presidente francés, Emmanuel Macron, en una rueda de prensa.

El canciller alemán, Olaf Scholz, recordó que la decisión de aceptar a Ucrania como candidata requiere el consenso de los Veintisiete y añadió que Alemania respalda una "decisión positiva", también para la República de Moldavia, e instó a acelerar el proceso de ampliación en los Balcanes.

Subrayó que los países que desean integrarse en el bloque deben cumplir unos "criterios claros", que incluyen por ejemplo el respeto a las instituciones democráticas y al Estado de derecho, valores que "distinguen de otros" a la UE.

El primer ministro italiano, Mario Draghi, indicó por su parte que esta vía deberá ver "reformas profundas" en la sociedad ucraniana, que sin embargo, según dijo "defiende cada día los valores de la democracia y la libertad en que se basa el proyecto europeo".

Zelenski reiteró que su país ha elegido el camino de la integración en Europa, vía cuya "corrección" está "históricamente comprobada", e indicó que Kiev aspira a convertirse en un "socio de fiar" que sea miembro de pleno derecho de la Unión.

"La mayoría de la población del continente apoya nuestras aspiraciones," enfatizó.

NUEVOS COMPROMISOS DE ENVÍO DE ARMAS

Los cinco jefes de Gobierno también trataron la cuestión del suministro de armas para reforzar las capacidades de defensa de las fuerzas armadas ucranianas y Zelenski aprovechó la ocasión para pedir una vez más apoyo urgente.

La situación es "muy inestable" en las regiones del país afectadas por la ofensiva rusa y cada envío de armamento "salva vidas humanas", aseguró.

Agregó que Rusia ataca "guarderías y escuelas" e hizo referencia al gran número de soldados y civiles abatidos hasta la fecha, un motivo por el que Ucrania necesita "sistemas antiaéreos eficientes".

En respuesta a su llamamiento, Macron anunció el envío de seis cañones pesados autopropulsados tipo Caesar, mientras que Scholz, blanco de numerosas críticas por la lentitud del apoyo militar alemán, dijo que ha aprobado el suministro de radares Cobra que ayuden a defender ciudades contra ataques aéreos.

Además, indicó que Alemania ha llegado a un acuerdo trilateral con Estados Unidos y con el Reino Unido para proporcionar a Kiev lanzacohetes múltiples.

EL ACUERDO DE PAZ CON RUSIA ESTÁ LEJOS

En vísperas de la visita de los líderes europeos se especuló con que pretendiesen presionar a Zelenski para aceptar compromisos de cara a un eventual acuerdo de paz con Rusia, un extremo que todos ellos negaron.

Scholz subrayó que no puede haber una "paz impuesta" y que deben ser "el Gobierno, el Parlamento, el pueblo de Ucrania" quienes decidan lo que es aceptable para alcanzar una paz que todavía está "muy muy lejos".

Draghi ahondó en la misma idea y señaló que una solución diplomática no puede prescindir de la "voluntad" de Kiev, sin la cual no es posible construir una paz "duradera y justa".

En este sentido Zelenski aseguró que Rusia no está dispuesta a abandonar su "curso de confrontación" y que para retomar las conversaciones estancadas, Ucrania está a la espera de "propuestas" y de "acciones reales" por parte de Moscú.

Recordó que incluso la presencia de los líderes europeos no disuadió a Rusia de amenazar hoy la capital ucraniana, donde sonaron por dos veces las alarmas antiáreas, la primera poco después de que los jefes de Gobierno se bajaran del tren que les llevó a Kiev.

Macron, por su parte, defendió sus conversaciones telefónicas con el líder ruso, Vladímir Putin, y subrayó que aunque ahora mismo la situación en el campo de batalla "no permite" retomar las negociaciones de paz, las conversaciones con el Kremlin son útiles y "tienen que producirse".

El presidente rumano, Klaus Iohannis, destacó por otro lado los esfuerzos para transportar por vía férrea cereal ucraniano y aliviar la crisis alimentaria que ha ocasionado la invasión del país, uno de los principales exportadores de cereal del mundo.

Pidió también la apertura de corredores marítimos para exportar de forma segura por el Mar Negro las toneladas que grano que permanecen bloqueadas en los puertos ucranianos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.