El líder de junta militar birmana dice que quiere restaurar el sistema democrático

·2  min de lectura

Moscú, 23 jun (EFE).- El líder de la junta militar birmana, Min Aung Hlaing, aupado al poder en febrero después de un golpe de Estado, afirmó hoy que las autoridades actuales quieren restaurar el sistema democrático en el país que el derrocado Gobierno civil de Aung San Suu Kyi "desmanteló".

"En estos momentos Birmania hace todos los esfuerzos para lograr la estabilidad política", señaló el general golpista en la primera jornada de la IX Conferencia Internacional de Seguridad de Moscú, adonde llegó el domingo para reunirse con las autoridades rusas, entre ellos el ministro de Defensa, Sergueí Shoigú.

"Todos los desarrollos actuales son un intento de las autoridades actuales de restaurar el sistema democrático que el Gobierno anterior desmanteló recientemente", sostuvo.

Min Aung Hlaing admitió que lo que ocurre en Birmania puede tener un impacto en la región de Asia Pacífico, pero aseguró que "intentamos volver a un sistema democrático floreciente y claro, a un sistema político viable".

El Ejército birmano justifica el golpe por un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre, en los que arrasó el partido liderado por la Nobel de la paz Aung San Suu Kyi, como ya hiciera en 2015, y que fueron considerados legítimos por los observadores internacionales.

Tras más de cuatro meses y medio desde el sublevamiento militar que terminó con la incipiente y joven democracia en Birmania, el Ejército no ha logrado tomar el control de todo el país a pesar de la brutal represión contra la oposición al mando castrense.

Al menos 871 personas han perdido la vida a raíz de la violencia desatada por las fuerzas de seguridad, según cifras de la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos.

Rusia, que no ha condenado el sublevamiento militar, permanece como uno de los aliados más próximos de la nueva junta militar, con quien pretende acordar la venta de armamento a pesar de que la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución que pide a los países evitar la venta de armas a Birmania.

El general agradeció el martes a Shoigú la ayuda militar recibida.

"Nuestro Ejercito se convirtió en uno de los más poderosos de la región gracias a Rusia", afirmó, al tiempo que subrayó que "la cooperación militar y técnico-militar son un componente importante del conjunto de las relaciones ruso-birmanas", dijo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.