El líder conservador recibe el encargo de tratar de formar gobierno en Suecia

·2  min de lectura

Copenhague, 19 sep (EFE).- El líder conservador, Ulf Kristersson, recibió este lunes el encargo de dirigir las negociaciones políticas para intentar formar gobierno en Suecia tras el triunfo del bloque opositor de derecha en las elecciones legislativas del día 11.

La derecha obtuvo 146 escaños frente a los 143 del centroizquierda de la primera ministra, la socialdemócrata Magdalena Andersson, que presentó su dimisión hace cuatro días, una vez que se estableció el resultado final tras el recuento del voto exterior y del voto anticipado que aún no había sido contabilizado.

El Partido Socialdemócrata fue el más votado con el 30,3 %, por delante del ultraderechista Demócratas de Suecia (SD), con el 20,5 %; y el Partido Moderado (conservador), con el 19,1 %.

La elección de Kristersson fue hecha pública hoy por el presidente del Parlamento, Andreas Norlén, tras mantener por separado consultas con los líderes de los ocho partidos representados en la Cámara.

"Los partidos que representan una mayoría de mandatos en el nuevo Parlamento, que se reunirá la próxima semana, han señalado a Ulf Kristersson como la persona adecuada para dirigir los contactos", dijo en rueda de prensa Norlén.

El SD, con raíces neonazis en su fundación a finales de la década de 1980, ha sido sometido a un "cordón sanitario" por el resto de fuerzas desde su entrada en el Parlamento en 2010, lo que explica que los socialdemócratas hayan gobernado en minoría las dos pasadas legislaturas pese a que en la Cámara había mayoría de derecha.

Conservadores, cristianodemócratas y liberales se abrieron sin embargo el último año a romper ese aislamiento y pactar con el SD, pero rechazan su entrada en un ejecutivo, una exigencia que la ultraderecha parece aceptar a cambio de influencia política.

Kristersson aseguró hoy que las conversaciones marchan "bien" pero que llevará "tiempo" cerrar un acuerdo, aunque no reveló si pretende gobernar en minoría con los democristianos, con apoyo externo del SD y los liberales, o incluir a las cuatro fuerzas en el Ejecutivo.

"Mi punto de partida sigue siendo que a Suecia le convendría un gobierno de mayoría", dijo hoy el líder del SD, Jimmie Åkesson, quien matizó sin embargo que "lo más importante" para su partido es la política del nuevo ejecutivo y que no quiere "forzar" nada.

El líder liberal, Johan Pehrson, reiteró por su parte que su partido no entrará en un gobierno en el que esté el SD.

(c) Agencia EFE