Anuncios

Líbano y Libia dialogan sobre clérigo desaparecido y el hijo de Gadafi

Hannibal Gadhafi, hijo del derrocado líder libio Moammar Gadhafi, observa un ejercicio de una unidad militar de élite en Zlitan, Libia, el 25 de septiembre de 2011. (Foto AP/Abdel Magid al-Fergany, Archivo)

BEIRUT (AP) — Una delegación libia visitó Beirut esta semana para reabrir conversaciones con las autoridades libanesas sobre el destino de un prominente clérigo libanés que lleva décadas desaparecido en Libia y la liberación del hijo del difunto dictador Moamar Gadafi que tiene años detenido en el Líbano, dijeron funcionarios.

Las conversaciones tuvieron como objetivo reactivar un acuerdo prácticamente inactivo entre Líbano y Libia, alcanzado en 2014 para cooperar en la investigación de la desaparición en 1978 del clérigo chiita Moussa al-Sadr, dijeron funcionarios judiciales y de seguridad.

La suerte del clérigo es un tema delicado. Su familia cree que podría aún estar vivo en una prisión libia, aunque la mayoría de los libaneses suponen que al-Sadr, que ahora tendría 94 años, está muerto.

El hijo del difunto gobernante libio, Hannibal Gadafi, se encuentra retenido en el Líbano desde 2015, después de haber sido secuestrado en la vecina Siria, donde vivía como refugiado político. Lo secuestraron milicianos libaneses que exigían información sobre el destino de al-Sadr.

Las autoridades libanesas lo liberaron de los secuestradores, pero luego lo detuvieron, acusándolo de ocultar información sobre la desaparición de al-Sadr.

Un funcionario al tanto del caso dijo que la delegación se fue de Beirut después de pasar varios días en el Líbano, donde se reunieron con el ministro de Justicia y un juez que encabeza un comité que investiga la desaparición de Al-Sadr.

El funcionario describió las conversaciones como “positivas”, pero no dio más detalles ni dijo si lograron algún resultado. Se espera que la delegación regrese la próxima semana, dijo y añadió que las autoridades libanesas y libias están tratando los dos casos por separado. Dijo que “no hay acuerdo” hasta el momento para la liberación de Gadafi.

Todos los oficiales hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a hablar con los periodistas.