Kim Kardashian protagoniza el primer posado familiar en ¿su nuevo hogar?

Kim Kardashian estrena nueva casa y ha querido compartirlo con sus seguidores. La socialité y su marido, el rapero Kanye West,acaban de adquirir una impresionante propiedad en la zona de Wyoming. Se trata de un rancho de 1800 hectáreas con dos lagos, ocho cabañas perfectamente equipadas y un restaurante en la zona de Cody, una ciudad ubicada en un área muy cercana al Parque Nacional de Yellowstone. La pareja ha desembolsado más de doce millones de euros por el rancho y parece que tiene la intención de mudarse a él de manera definitiva.

VER GALERÍA

rancho kim kardashian

Así lo confirmaba la propia empresaria en una reciente entrevista al Tonight Show the Jimmy Fallon. "Nos encanta Wyoming, siempre ha sido un sitio increíble. Mi marido acaba de comprarse un rancho y su sueño es mudarse allí", aseguraba la mayor del clan Kardashian. Ha sido el propio Kanye West el encargado de todas las gestiones relacionadas con el posible cambio de residencia de la familia. El artista ha estado mirando colegios en la zona y se habría ocupado de toda la logística relativa a 'Monster Lake Ranch', el nombre con el que se conoce a la propiedad.

Se ha hablado mucho de la posibilidad de que el traslado pueda poner en riesgo la carrera de Kim Kardashian, sobre todo ahora que está inmersa en el mundo de la abogacía, pero lo cierto es que es algo que ella ya tiene previsto. En una reciente entrevista a Vogue, Kim aseguró que no tiene intención de abandonarla y que podría compatibilizarla con viajes a Washington, Los Ángeles o Nueva York, de la misma manera que podía hacer con su labor de empresaria. Igualmente, para el cantante, instalarse en Wyoming no supone ningún tipo de inconveniente de cara a su faceta profesional ya que, además de montar un estudio en el rancho, resultaría sencillo viajar por todo el país en el momento en que tuviera que realizar algún tipo de labor promocional.  Es más, en 2018, se trasladó a la zona para grabar uno de sus últimos trabajos y su familia pasó bastante tiempo allí junto a él.

VER GALERÍA

kim kardashian kanye west

Para la empresaria, la mudanza a Wyoming supone un soplo de aire fresco tras un período complicado en el que ha tenido que hacer frente al diagnóstico de dos dolencias complejas, artritis y lupus, a lo que se suma el exitoso lanzamiento de su firma de lencería moldeadora -Skims-. Quizás una etapa de tranquilidad en plena naturaleza sea la mejor terapia para recargar las pilas alejada del bullicio de Los Ángeles.