Anuncios

Kevin Johansen canta de amor y de amoríos

El cantautor argentino-estadounidense Kevin Johansen posa para un retrato durante una entrevista en la Ciudad de México el martes 12 de marzo de 2024. (Foto AP/Berenice Bautista)

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Para el cantautor argentino-estadounidense Kevin Johansen no se trata de más sino de mejor. Por eso su más reciente álbum se titula “Quiero mejor” y en él indaga en las relaciones que logran alimentar el corazón desde los primeros momentos.

“Se juntaron canciones que son un poco de amor y de amoríos y de enamoramientos y que involucran un poco el escapismo”, dijo en una entrevista reciente en la Ciudad de México donde se presentó en concierto en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris. “Yo soy muy enamoradizo, pero enamoradizo de la gente, me encariño con las personas y todo, entonces es un poco como el amor antes del amor”.

Para Johansen es esencial sorprenderse en el amor.

“Lo peor que uno puede desearle a alguien es que uno pierda la capacidad de sorpresa, que no te encante nadie o nada en la vida”, dijo. “'Quiero mejor' es querer seguir sorprendiéndose con las cosas que te ofrece la vida”.

El álbum está en versión audiovisual completa en YouTube, en la que Johansen canta todos los temas en un mediometraje sentado en un sillón rodante que viaja por las calles del puerto de Miramar, en Argentina, cerca de Mar del Plata. Adicionalmente, la canción “Vals de la luna” tiene un video en el que imparte una clase de relajación con sesión de yoga y mate en ese mismo sillón, mientras que en el video de “Puntos equidistantes” está en un bar con actores y bailarinas en el que hace el papel de cantinero.

Incluye un cover de “Amada amante”, originalmente popularizada por el astro brasileño Roberto Carlos, quien la compuso junto con su colega y amigo Erasmo Carlos, en la década de 1970.

“Es curioso porque es una canción que a mí me llegó después en la vida, pero siempre me llamó la atención”, dijo Johansen. “Ahora se habla tanto del lenguaje inclusive o inclusivo y la palabra amante es una palabra inclusiva, amante es para hombre, para mujer, para lo que sea”.

Johansen la pudo reversionar gracias al productor brasileño Cassimm con quien colaboró en el álbum en Río de Janeiro. El productor tiene muy buena relación con Roberto Carlos y así consiguió la aprobación.

“Tenemos la bendición del gran Roberto Carlos”, dijo Johansen para quien este tema marca la tónica de su álbum con su agradecimiento por un amor desinteresado, como el que siente por su amiga y colega Natalia Lafourcade. Johansen y la estrella mexicana han colaborado en temas como “Tú ve”, “La fugitiva”, “Desde que te perdí” y “No tiene nombre” a los que suma “Puntos equidistantes” en su más reciente álbum.

“Es como mi actriz fetiche almodovariana”, dijo Johansen. “Siempre que tenga alguna canción para alguna voz de mujer me encanta contar con Natalia”.

En el caso de “Puntos equidistantes”, el proceso para realizar la canción tardó más de una década.

“Hicimos una prueba con Natalia en el 2010 o 2012, hace un montón y nos gustó, pero todavía no estaba terminada la letra”, dijo.

Otras de sus invitadas al álbum son el cuarteto femenino de flamenco y música pop Las Migas.

“En un momento iba a ser (una colaboración) a la distancia, por suerte, por cuestiones fortuitas, tenía que ir a Barcelona así que fue como ‘a grabar ahí, in situ’”, recordó Johansen, quien está habituado a cambiar de latitudes tras haber nacido en Alaska —de madre argentina y padre estadounidense— y crecido entre Estados Unidos, Argentina y Uruguay.

En su visita a la Ciudad de México, se presentó en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, que debe su nombre a su fundadora, la actriz mexicana Esperanza Iris quien alcanzó la cima de su fama a comienzos del siglo XX.

“Es un teatro amigo a esta altura, un teatro de esos que además de que son atemporales… es como un viaje en el tiempo”, señaló Johansen sobre este escenario donde se ha presentado en años anteriores.

Esperanza Iris vivió en un apartamento en la parte superior del teatro. Hay quienes dicen que si una producción no es del su agrado de su espíritu, ella hace que sufra desperfectos.

“Nos quiere bien Esperanza, nunca la pasamos mal siempre fue como un lugar que nos cobijó y se siente como un gran living (sala de estar) cuando uno logra la intimidad pretendida”, dijo Johansen sobre cómo ha sido su experiencia en esta tarima.

Como invitado, Johansen tuvo al artista e historietista argentino Liniers, con quien ha publicado los libros “Oops!” y “Bis!” de letras de las canciones con sus dibujos. Como ya es casi una tradición, Liniers iba ilustrando la música de Johansen en el concierto.

“Estamos tramando un tercer libro y además un documental sobre nuestras vivencias y nuestros viajes, nuestras aventuras”, dijo Johansen quien además de ir al centro histórico de la capital mexicana, tenía ganas de deambular por barrios antiguos. “Siempre que puedo camino entre la (Zona) Rosa y la Roma, me doy unas vueltas y voy a tomar algo”.