La Justicia exige a Bolsonaro explicaciones sobre protección a indios aislados

·2  min de lectura

Río de Janeiro, 6 jul (EFE).- La Corte Suprema brasileña ordenó al presidente Jair Bolsonaro explicaciones sobre la protección que su Gobierno ha dado a indios aislados y recién contactados, ya que pueden estar en "riesgo de genocidio" por la ausencia del Estado, informaron este miércoles fuentes indígenas.

La decisión fue del magistrado Edson Fachin, en respuesta a un recurso presentado por la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (Apib), que pide al Gobierno adoptar las medidas necesarias para garantizar la vida de esas comunidades, que en su mayoría, habitan en la espesura de la selva amazónica.

"En el documento de más de 120 páginas, señalamos el riesgo de genocidio que corren estas comunidades", indicó la organización indígena en las redes sociales al divulgar la noticia.

Para el magistrado, los hechos narrados en el recurso son de "extrema gravedad" y pueden indicar la posibilidad de "omisiones estatales" que "debilitan la protección territorial y física de estos pueblos".

El togado explicó que ese tipo de acciones son contrarias a lo dispuesto por la Constitución y pueden provocar "un riesgo real de desaparición" de estas comunidades, como sucedió con muchos otros pueblos indígenas.

En el recurso presentado por la Apib se detalla la falta de apoyo del Estado a las entidades encargadas de la protección de las comunidades indígenas aisladas que, según la organización, están siendo desmanteladas por el actual Gobierno.

Asimismo recuerda la reciente desaparición y muerte del indigenista Bruno Araújo Pereira, asesinado el mes pasado junto con el periodista británico Dom Phillips, cuando se encontraban cerca de la frontera con Perú y Colombia, en una inhóspita región de la Amazonía brasileña.

Phillips y Araújo Pereira habían viajado hasta la reserva del Vale do Javarí para recoger informaciones para el libro que el periodista británico escribía sobre amenazas contra los indios, las mismas de las que había sido víctima el indigenista.

Los pueblos indígenas aislados son poblaciones que para sobrevivir se refugian en la selva y viven sin contacto alguno con la sociedad.

Las enfermedades, la violencia física, el saqueo de los recursos naturales y otras agresiones han diezmado poblaciones enteras en el pasado.

Según datos oficiales, hay registros de que en Brasil existen 114 pueblos indígenas aislados.

Desde que asumió como jefe de Estado en Brasil, Bolsonaro ha defendido la explotación económica de la Amazonía y ha flexibilizado las medidas de control y fiscalización de actividades ilegales como la tala de árboles para el comercio ilegal de madera y la minería ilícita, lo que ha aumentado los índices de violencia en la mayor selva tropical del planeta.

(c) Agencia EFE