La Justicia española autoriza la repatriación de Dos Santos a Angola

·4  min de lectura

Barcelona (España), 17 ago (EFE).- Un juzgado de Barcelona autorizó este miércoles la repatriación del expresidente de Angola Eduardo Dos Santos, fallecido el pasado 8 de julio en esa ciudad a los 79 años, y ordenó la entrega del cuerpo a su última mujer, Ana Paula.

El juzgado también autorizó el embalsamamiento del cadáver por si fuera preciso para garantizar el traslado a Angola y la inscripción del fallecimiento del expresidente "si no se hubiera efectuado ya", de acuerdo al escrito judicial dado a conocer hoy.

La resolución da por definitivas las conclusiones provisionales sobre la autopsia del exmandatario angoleño, en las que se determinaba que falleció por causas naturales, aunque se han guardado muestras de tejidos en el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Cataluña.

El juez considera que la petición formulada por su hija Tchizé Dos Santos -en contra de la repatriación de su padre hasta no realizarse una autopsia definitiva- en calidad de descendiente del difunto no es determinante, puesto que por el lado contrario los hijos que este tuvo con su esposa Ana Paula se posicionan del lado de su madre.

Tziché Dos Santos anunció hoy que recurrirá la decisión, y aseguró que "la jurisdicción penal no es competente para conocer sobre el asunto y que debe ser la jurisdicción civil quien se pronuncie sobre ello".

A través de un breve comunicado, los representantes de la hija del mandatario afirman que actualmente ya existe un procedimiento civil sobre esta cuestión.

UN SUPUESTO COMPLOT

La hija había denunciado un supuesto complot para asesinar a su padre y responsabilizó a Ana Paula, de quien destacó que su matrimonio no había sido reconocido ni inscrito en España, y al médico personal angoleño que le atendía, cuyos gastos sufragaba el gobierno del país africano.

Según la versión de la hija, Dos Santos era un exiliado a causa de una "persecución política" de la que era víctima junto con toda su familia y expresó su deseo de ser enterrado en la intimidad en España, ante su negativa de un funeral de Estado en su país que pudiera beneficiar al actual gobierno de Angola.

Sobre esta última cuestión, la resolución judicial considera que el difunto "no lo expresó con claridad en vida y que por ello no pueden atribuírsele pensamientos una vez fallecido", después de que las partes hayan referido que no consta su decisión expresa notarial o administrativamente.

El actual Gobierno de Angola declaró la "guerra" al círculo de Dos Santos y a su familia, que sufrieron desde entonces una "fuerte persecución política", por lo que en 2019 decidieron exiliarse voluntariamente a España, concretamente, a Barcelona, según defendieron en un documento los abogados de la hija.

Además, explicaba este documento, después de más de dos años residiendo en Barcelona, el 14 de septiembre de 2021 el expresidente angoleño regresó a su país, y su salud, "por motivos inexplicables y de forma totalmente inédita y sorprendente, empeoró considerablemente".

Ante esta situación y con un estado de salud al "límite", Dos Santos regresó a Barcelona en marzo de este año para seguir un estricto tratamiento médico, llevándose consigo a su médico "de confianza" angoleño, tras lo cual su salud comenzó a mejorar sensiblemente.

En paralelo, y un mes después de su regreso, Ana Paula -a la que señalan como vinculada en el actual gobierno angoleño- se instaló en la residencia del expresidente de Angola de "manera coactiva", e impidió las visitas de los hijos del expresidente a su padre.

Este hecho coincidió con un nuevo empeoramiento de la salud de Dos Santos; desde que Ana Paula llegó a Barcelona y se instaló en su casa, su salud "empeoró gravemente, tenía más afectadas sus capacidades físicas, pero también cognitivas y volitivas, hasta acabar en cuidados intensivos".

Además, tanto esta mujer como el doctor anularon las visitas con el equipo médico español que le atendía en el "momento más delicado de su salud", explicaba el documento de los despachos de abogados que representan los intereses de la hija.

La hija señaló además que Ana Paula había mostrado un "claro interés en postularse como legítima esposa", pese a no tener ningún derecho en España por estar separada de hecho desde hace cinco años de su padre y no estar inscrito el matrimonio en España.

Dos Santos gobernó Angola con mano de hierro entre 1979 y 2017 y fue uno de los mandatarios africanos que permaneció durante más tiempo en el poder.

(c) Agencia EFE