Anuncios

Junta de DeSantis acusa a Disney de controlar a organismo anterior con regalos

Foto de archivo del Walt Disney World Magic Kingdom en Orlando, Florida

Por Dawn Chmielewski

4 dic (Reuters) - La junta nombrada por el gobernador de Florida, Ron DeSantis, para supervisar los parques temáticos de Walt Disney acusó a la compañía de dar a una junta local anterior y a sus empleados millones de dólares en regalos.

Los obsequios incluíuan entradas, estancias en hoteles con descuento, mercancía y otros beneficios que eran similares a sobornos de funcionarios públicos, señaló la junta en un informe.

"Durante años, la compañía trató a los empleados del distrito como empleados de Disney, por ejemplo, proporcionando pases anuales de cortesía y grandes descuentos, beneficios y prebendas que eran similares a sobornos", dijo el reporte de 80 páginas, que la nueva junta debía preparar para DeSantis y la legislatura de Florida en el plazo de un año desde su creación.

"No sorprende entonces que los empleados del distrito creyeran que estaba en su trabajo priorizar los intereses de Disney", añadió.

La legislatura estatal creó el distrito de Reedy Creek en 1967 como un distrito con fines especiales para apoyar el desarrollo de Walt Disney World, que se construiría en 25.000 acres de pastos y terrenos pantanosos en el centro de Florida que estaban tan aislados, que las líneas eléctricas y de agua más cercanas estaban a una distancia de 10 a 15 millas (16 a 24 kilómetros).

Un distrito fiscal especial es una unidad de Gobierno local creada para un fin específico, en este caso prestar servicios municipales, con jurisdicción para operar en una geografía limitada.

El informe decía que la junta gozó de "una autoridad excepcionalmente amplia para autorregularse, a total discreción de Disney". El informe consideraba que la junta estaba "dada vuelta para servir a Disney", que ostentaba el control de voto de la anterior junta de supervisores.

También señaló que la junta actual no acusa a la anterior de actividades delictivas. Sin embargo, el reporte concluye que el antiguo organismo "necesitaba urgentemente una reforma, por lo que el poder legislativo estaba ampliamente justificado" para instituir una nueva junta que supervisara la protección contra incendios, el tratamiento del agua y otros servicios.

Un portavoz de Disney dijo en un comunicado que era un "ejercicio de historia revisionista". "Este informe no es ni objetivo ni creíble, y sólo busca promover los intereses (del Distrito de Supervisión del Turismo de Florida Central) en su derrochador litigio que podría desbaratar la inversión dentro del distrito".

"Además, no cambia el hecho de que la junta del CFTOD fue nombrada por el gobernador para castigar a Disney por ejercer su derecho constitucional a la libertad de expresión" añadió.

Es probable que las conclusiones del informe se tengan en cuenta en la futura legislación, según una persona familiarizada con el asunto que no quiso dar más detalles.

Disney no abordó directamente las acusaciones del informe. No fue posible contactar inmediatamente con los cinco antiguos miembros para que hicieran comentarios.

(Reporte de Dawn Chmielewski en Nueva York; Editado en español por Aida Peláez-Fernández)