El juicio de Johnny Depp contra Amber Heard fue interrumpido por la risa incontrolable de un espectador

·2  min de lectura

El juicio por difamación de alto perfil entre Johnny Depp y Amber Heard fue interrumpido el miércoles cuando un espectador estalló a carcajadas incontrolables dentro de la sala de la corte.

El hombre fue captado por la cámara riéndose con la cabeza entre las manos mientras estaba sentado en la galería del juzgado de Fairfax, Virginia, viendo el testimonio del día.

Varios otros espectadores fueron vistos mirando al hombre y también sonriendo ante su reacción.

Segundos después, el hombre, aparentemente incapaz de recuperar la compostura, se levantó y salió de la sala del tribunal.

No está claro qué causó inicialmente que el hombre estallara en un ataque de risa, pero el incidente se produjo el mismo día en que se transmitió al tribunal el emotivo testimonio pregrabado de la ex mejor amiga de Heard, Raquel Pennington.

Pennington rompió en llanto cuando testificó que estaba “asustada” de que el “monstruo” Johnny Depp “hiciera algo peor de lo que pretendía” a la actriz de Aquaman.

Esta no es la primera vez que la sala del tribunal se echa a reír durante el juicio multimillonario.

El mes pasado, se escuchó a varios espectadores estallar a carcajadas cuando Depp testificó que él no ve sus propias películas y que no podía recordar qué pregunta le habían hecho.

“Yo no las veo. Me siento mejor sin verlas. ¿Cuál era la pregunta de nuevo?”, dijo Depp.

Mientras estallaban las risas en la sala, la jueza advirtió que sacarían a las personas de la sala si se repetía el comportamiento.

“Orden en la corte, o haré que los retiren”, dijo la jueza Azcarate.

En otra ocasión, Depp se rio cuando bromeó diciendo que cada hora es “hora feliz” cuando le preguntaron sobre sus problemas con el alcohol y las drogas.

También se ganó la risa en otro momento de su testimonio cuando predijo una objeción de “testimonio de oídas” (hearsay) de los abogados de Heard, y dijo al tribunal “Estoy aprendiendo”.

Depp está demandando a su exesposa por difamación por un artículo de opinión de 2018 que ella escribió para The Washington Post, donde se describía a sí misma como “una figura pública que representa el abuso doméstico”.

El actor de Pirates of the Caribbean no es nombrado en el artículo, que se titula “I spoke up against sexual violence — and faced our culture’s wrath. That has to change” (Me pronuncié en contra de la violencia sexual y enfrenté la ira de nuestra cultura. Eso tiene que cambiar).

Sin embargo, Depp afirma que implica falsamente que él es un abusador doméstico, algo que él niega rotundamente, y que lo ha dejado luchando para conseguir papeles en Hollywood. Él está demandando por US$50 millones.

Heard está contrademandando por US$100 millones, y acusa a Depp de orquestar una “campaña de difamación” en su contra y describe la demanda de él como una continuación del “abuso y acoso”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.