Anuncios

Juez de Texas permite a una mujer abortar de urgencia pese a la prohibición estatal

FOTO DE ARCHIVO: El ayuntamiento de Denton se reúne para votar sobre aborto

Por Brendan Pierson

7 dic (Reuters) - Un juez de Texas dictaminó el jueves que una mujer con un embarazo complicado y probablemente inviable puede abortar, en lo que sus abogados dijeron que era el primer caso de este tasa desde que la Corte Suprema de Estados Unidos permitió el año pasado a los estados prohibir el aborto.

Kate Cox, de 31 años, del área de Dallas-Fort Worth, presentó el martes una demanda solicitando una orden de resolución temporal que impida a Texas aplicar su prohibición casi total del aborto en su caso, alegando que la continuación de su embarazo amenazaba su salud y su futura fertilidad.

El feto de Cox fue diagnosticado el 27 de noviembre con trisomía 18, una anomalía genética que suele provocar abortos espontáneos, mortinatos o la muerte poco después del nacimiento.

Cox, embarazada de unas 20 semanas, afirma en su demanda que tendría que someterse a su tercera cesárea si continúa con el embarazo. Eso podría poner en peligro su capacidad para tener más hijos, algo que, según dijo, ella y su marido deseaban.

"La idea de que la Sra. Cox desee desesperadamente ser madre, y que esta ley pueda hacerle perder esa capacidad, es chocante y supondría un auténtico error judicial", dijo la juez de distrito Maya Guerra Gamble en el tribunal estatal de Austin (Texas), al acceder a la petición de Cox.

La decisión de la juez sólo se aplica a Cox, y no amplía el acceso al aborto de forma más general.

La abogada de Cox, Molly Duane, del Centro de Derechos Reproductivos, dijo a los periodistas en una llamada telefónica después de la audiencia que la orden de Guerra Gamble permitía a Cox obtener el aborto. Se negó a dar detalles sobre los planes inmediatos a esta, debido a preocupación por su seguridad y la de sus médicos.

"Quiero subrayar lo imperdonable que es que Kate haya tenido que mendigar asistencia sanitaria en los tribunales", dijo Duane. "Nadie debería tener que hacer esto y la realidad es que el 99% de la gente no puede".

La oficina del fiscal general de Texas, Ken Paxton, no respondió a una solicitud de comentarios. No estaba claro de inmediato qué pasos legales, si los hubiera, tomaría la oficina para impugnar la orden.

La prohibición del aborto en el estado sólo incluye una pequeña excepción para salvar la vida de la madre o evitar el deterioro sustancial de una función corporal importante.

(Reporte de Brendan Pierson en Nueva York; Editado en español por aida Peláez-Fernández)