Anuncios

Juez ordena prisión para 4 en el mayor caso de corrupción y narcotráfico en la justicia de Ecuador

QUITO (AP) — Un juez ordenó prisión preventiva para cuatro acusados y pidió a la Interpol que localice y capture a dos de ellos, incluyendo el exlegislador Ronny Alega, en un importante caso destapado en diciembre que apunta a la infiltración del narcotráfico en el sistema de justicia, la policía y las cárceles de Ecuador.

A pedido de la fiscal general, Diana Salazar, el juez Felipe Córdova ordenó a medianoche medidas cautelares para otras nueve personas, entre ellas la presentación periódica ante la Corte y la prohibición de salir del país.

Tanto Aleaga como Marcel Loaiza, el presunto cerebro financiero de la organización, se encuentran fuera del país, por lo que el tribunal recurrió a la Interpol, además de decretar la retención de las cuentas y la prohibición de enajenar bienes de los 13 acusados.

“El presente caso revela cómo el sistema judicial está gangrenado de tal manera que es imposible regenerarlo si no hay una depuración profunda de todas las estructuras corrompidas”, dijo Salazar, que agregó que “la corrupción y la delincuencia organizada son dos armas letales” contra la institucionalidad democrática.

Entre los involucrados, que están acusados de delincuencia organizada, se encuentran la exfiscal provincial Yanina Villagómez, la excomisionada colombiana para la pacificación de las cárceles en Ecuador, Claudia Garzón, además de empresarios, un policía, guardias penitenciarios y figuras del mundo de la política y la justicia.

Todos ellos están implicado en un expediente judicial — llamado caso “Metástasis” — en el que ya constaba un primer grupo de 40 imputados como presuntos integrantes de la red.

Salazar aseveró que el caso es una “radiografía integral de la profunda descomposición que atraviesa nuestra justicia, nuestra política y de cómo esta ha sido vejada” a varios niveles oficiales.

Los procesados fueron descubiertos cuando las autoridades avanzaron en la revisión de los teléfonos celulares de Leandro Norero — cabecilla de una red criminal con conexiones con altos funcionarios judiciales, policiales, penitenciarios y políticos —, que fue asesinado en 2022 en una reyerta de presos en una cárcel.

Aleaga afirmó en su cuenta de X, antes Twitter, que la fiscal Salazar “ya activó al club de la mafia mediática y pretende acusarme de forma vil y miserable de algo que bien sabe es falso”. Aleaga abandonó Ecuador en diciembre y se desconoce su paradero.

Entre los señalados en diciembre están Wilman Terán, responsable del órgano que supervisa a los jueces en el país, y el general Pablo Ramírez, quien fue el director del sistema penitenciario y, hasta hace poco, jefe de la Policía Antinarcóticos; además de jueces y abogados que operaban en una red de apoyo a Norero en el marco del caso Metástasis”.

La fiscalía ha difundido una buena parte de sus conversaciones para mostrar cómo el narcotraficante seguía operando y ejerciendo su influencia en funcionarios desde prisión.

Norero estaba señalado por las autoridades por financiar a varios grupos de delincuencia organizada y tener vínculos con el cartel mexicano Jalisco Nueva Generación.