Josep Maria Minguella se saca en la COPE un as de la manga para justificar los errores de Ter Stegen

·2  min de lectura
Josep Maria Minguella es un reflejo de la incertidumbre que genera Marc Andre ter Stegen en el barcelonismo hoy en día. (Fuentes: YouTube/Josep Maria Minguella - Minguella Talks y Fran Santiago/Getty Images)
Josep Maria Minguella es un reflejo de la incertidumbre que genera Marc Andre ter Stegen en el barcelonismo hoy en día. (Fuentes: YouTube/Josep Maria Minguella - Minguella Talks y Fran Santiago/Getty Images)

El Barcelona se deja otro pedazo de esperanza en Granada en busca de aspirar a algo importante en la Liga Santander. Un gol de un Luuk de Jong en racha no fue suficiente para llevarse los tres puntos de Los Cármenes. El más señalado, más allá de la expulsión de Gavi, en la retransmisión de 'Tiempo de Juego' fue Marc-André ter Stegen, que tiene especialmente a Josep Maria Minguella sumido en la incertidumbre.

Y es que el portero alemán está en ese punto de falta de seguridad que le hace pasar de protagonizar un milagro a casi provocarlo en contra. Hasta su juego de pies, que es un escándalo, da síntomas claros de verse afectado por el tramo mental por el que atraviesa, lo que Minguella ha catalogado como estar "descentrado" o "no estar".

El partido 200 del teutón ha sido una noria, salvando al equipo pero a la vez pudiendo condenarle. Precisamente, tras una acción de entre estas últimas, en un saque de puerta a un Éric García lesionado, ha estado a punto de ocasionar un disgusto serio a la parroquia culé. Un error de concentración que desató las críticas en la COPE del equipo de comentaristas, pero que Minguella quiso excusar de una forma singular.

"Le han cambiado tanto… Ahora en corto, ahora en largo, que a veces duda de qué es lo que tiene que hacer... Comete errores como en Villarreal. Le han cambiado tanto eso que con el balón en los pies ha perdido seguridad", justificó el exagente.

Algo básico a lo que está expuesto cualquier futbolista de élite.

De hecho, más tarde, después de otro error flagrante con los pies, cosa a la que nos tiene nada acostumbrados, el propio Minguella desistió a echarle una mano de nuevo.

Al final, en la última acción de peligro del Granada, con el empate a uno en el marcador, volvió a aparecer con una buena intervención. A Minguella, ya descolocado por completo, le salió: "Está descentrado este chico, es evidente".

Cada partido, últimamente, tiene al barcelonismo en vilo, aunque nadie duda que si logra recuperar el nivel de hace un par de temporadas, es uno de los mejores arqueros del planeta.

VÍDEO | Xavi despide a Coutinho con elogios

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.