José María avanza poco a poco con su música

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 28 (EL UNIVERSAL).- Años antes de la pandemia por el Covid-19, José María Ru audicionó para un famoso reality show de cantantes, sin embargo, en ese entonces los jueces lo ignoraron. Llegó a su casa a quemar los discos que había mandado maquilar, rompió su guitarra y pensó: "Nunca más voy a dejar que nadie escuche mi voz".

Hoy acepta que se equivocó, que todo tiene su tiempo y su espacio. "La pandemia para mí fue una 'bendición', en el sentido de que tuve la oportunidad de componer como loco y tuve la oportunidad de trabajar con Kiko Cibrián. Cuando ya pude salir, lo hice como un león con hambre de hacer lo que me gusta que es la música".

Chema no ha parado y su rostro comienza a ser reconocido, ya no solo como el hijo de José María Napoleón, sino por su talento propio. Su tercer sencillo 'Sé muy bien de dónde vienes', avanza en las listas de popularidad. "Comenzó en el lugar 46 de Monitor Latino y ya en un mes llegó al número 11".

José también se encuentra promoviendo una serie de temas acústicos disponibles en YouTube. "Tengo todo tipo de canciones, es una balanza perfecta, cortarte las venas con tequilita y luego pararte a bailar".