Anuncios

José Andrés: el chef que rompe barreras a través de la cocina

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 27 (EL UNIVERSAL).- Para José Andrés, el chef español al frente de los restaurantes Zaytinya y Jaleo, así como fundador de la organización World Central Kitchen, lo que siempre unió a su familia, fue la cocina. Primero, por la necesidad de comer, pero el recordar el fin del turno nocturno de su padre en el hospital en el que trabajaba y sus visitas al mercado, convierten a la comida en una parte importante de su historia.

"Recuerdo una vez que mi padre llegó con kiwis, la primera vez que mi padre y yo los veíamos. Llegaba del supermercado como si hubiera hecho el descubrimiento de algo que cambiaría la historia".

En su hogar todos participaban en la preparación de los alimentos. Ir a un restaurante no era una parte de su día a día, así que había que cocinar en casa, ir por los ingredientes, por el pan, por el pescado y la carne del día. Formaba parte de la clase media, misma que acostumbraba cocinar en casa.

La creatividad de su madre para preparar platillos diferentes con lo que había a la mano, fue parte de su niñez y lo recuerda con cariño. Los días comunes, mundanos, son los que recuerda con más nostalgia; disfrutar de una hora de juntarse a la mesa en familia.

Su padre le dio una lección de vida "Todo el mundo quiere cocinar, pero a nadie le interesa hacer el fuego. En la vida, primero hay que saber controlar el fuego, y una vez que lo has hecho, puedes cocinar lo que quieras. El fuego es lo más importante".

El arroz a la cubana es su alimento de confort, porque con ella disfruta a cada segundo. No aparece en los libros de cocina, pero es un platillo que se come en toda España y que comería todos los días. Hoy, lo tiene en su restaurante Jaleo.

Su proyecto World Central Kitchen, es una organización sin fines de lucro que provee de comida y agua en los casos de emergencia. "Me di cuenta que el conocimiento que tengo de mi profesión para dar de comer a pocos, lo podía poner al servicio para dar de comer a muchos".

Hoy entregan 1 millón 200 mil comidas diarias, en cientos de ciudades de ocho países diferentes que sufren por desastres naturales, conflictos bélicos y emergencias masivas de todo tipo.

"La comida es amor en un plato. Cuando compartes tu cocina con alguien más, es una forma de dar cariño. El primer elemento tangible que recibimos al nacer, es el alimento. Eso queda marcado en nuestro ADN, y una forma de entablar relaciones, es a través de la comida. La mesa es donde las grandes amistades se forjan".

Encuentra esta y otras entrevistas en el canal de Youtube de Duolingo, la aplicación que te ayuda a romper fronteras a través del aprendizaje de distintos idiomas, tal y como lo hace la comida.