Johnson defiende sus objetivos climáticos mientras sus sucesores se apartan

·2  min de lectura

Londres, 19 jul (EFE).- El primer ministro británico en funciones, Boris Johnson, defendió este martes su decisión de convertir en obligación legal que el Reino Unido alcance la neutralidad de carbono en 2050, mientras los aspirantes a sucederle al frente del partido Conservador y del Gobierno se desmarcan de estas ambiciones.

Johnson, que dimitió el pasado 7 de julio como líder de los "tories", aprovechó la reunión hoy con su gabinete de ministros para defender su historial en el Ejecutivo.

El aún jefe del Gobierno reivindicó en particular que, viendo las actuales "temperaturas récord" (se pronostican 40 grados) en este país, fue "acertado" adoptar por ley el compromiso de llegar a un cero neto de emisiones a mediados de siglo y rebajarlas en un 78 % para 2035, sobre niveles de 1990.

"Sé que puede parecer pasado de moda decir esto ahora, pero es lo correcto", afirmó Johnson ante sus ministros, algunos de los cuales quieren reemplazarle en el cargo.

En el marco de la cumbre del clima de la ONU COP26, que se celebró el pasado noviembre en Glasgow (Escocia), el Gobierno británico asumió ambiciosos compromisos para frenar el calentamiento del planeta, que ahora están en cuestión tanto por la crisis energética derivada de la guerra en Ucrania como por las diferentes prioridades de los candidatos a sustituirle.

Actualmente, quedan cuatro aspirantes que se disputan los votos del grupo parlamentario conservador, los cuales serán reducidos a dos finalistas cuya candidatura se someterá a votación entre las bases -a no ser que uno de ellos se retire y solo quede un voluntario-.

Los que aspiran a la sucesión son el exministro de Economía, Rishi Sunak; la ministra de Exteriores, Liz Truss; la exministra de Defensa, Penny Mordaunt; y la exsecretaria de Estado de Igualdad, Kemi Badenoch.

Sunak ha alertado de que si las medidas contra el calentamiento se introducen de manera "demasiado dura y demasiado rápida" perderán el apoyo de los ciudadanos, y Truss ha indicado que cambiaría la "tasa verde" que se aplica a la factura energética para financiar la transición ecológica.

Badenoch reconoció que abandonaría la meta de 2050 si no fuera "sostenible" y Mordaunt mantiene que las iniciativas para reducir emisiones no pueden "aplastar a la gente".

Estos cuatro candidatos se someten hoy a una nueva votación entre los parlamentarios "tories" y el que reciba menos votos será eliminado.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.