John Kerry lamenta que Estados Unidos se haya ausentado de la lucha por el cambio climático

Louise Boyle
·4  min de lectura
<p>El exsecretario de Estado participó en la sesión de apertura virtual de la primera Cumbre de Adaptación al Clima de las Naciones Unidas (CAS)</p> (UN)

El exsecretario de Estado participó en la sesión de apertura virtual de la primera Cumbre de Adaptación al Clima de las Naciones Unidas (CAS)

(UN)

John Kerry dijo a la comunidad internacional que lamentaba la ausencia de Estados Unidos en la lucha contra la crisis climática durante la era de Donald Trump, en su primer discurso importante como enviado climático del presidente Joe Biden.

El exsecretario de Estado participó en la sesión de apertura virtual de la primera Cumbre de Adaptación al Clima de las Naciones Unidas (CAS) el lunes, que es organizada por los Países Bajos.

“Hace tres años, los científicos nos dieron una severa advertencia. Dijeron que tenemos 12 años para evitar las peores consecuencias del cambio climático. Ahora nos quedan nueve años y lamento que mi país haya estado ausente durante tres de esos años ”, declaró Kerry.

“Estamos orgullosos de estar de regreso. Volvemos, quiero que sepan, con humildad por la ausencia de los últimos cuatro años y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para compensarlo ”, añadió.

Las conversaciones de alto nivel tienen como objetivo establecer formas prácticas de proteger a las comunidades en la próxima década de los impactos del cambio climático que ya se están produciendo.

Kerry destacó que Estados Unidos había gastado 265,000 millones de dólares en un año solo para limpiar después de tres tormentas. “Hemos llegado al punto en que es un hecho absoluto que es más barato invertir en prevenir daños, o al menos minimizarlos, que en limpiarlos”.

Señaló el objetivo crítico del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1,5° C, y cómo el mundo está actualmente muy lejos de su rumbo, dirigiéndose a un futuro de 3,7-4,5° C con las emisiones actuales.

Esto significaría "condiciones fundamentalmente imposibles de vivir" para las personas más vulnerables y pobres de la Tierra, aseguró Kerry. Mencionó que era una cuestión de "conciencia y sentido común" reducir las emisiones con urgencia.

El enviado climático señaló que el presidente Biden estaba haciendo del cambio climático una "máxima prioridad".

“Tenemos un presidente ahora, gracias a Dios, que lidera, dice la verdad y está cautivado por este tema. El presidente Biden sabe que tenemos que movilizarnos de maneras sin precedentes para enfrentar un desafío que se está acelerando rápidamente”, añadió.

Señaló la orden ejecutiva del presidente Biden de volver a unirse de inmediato al Acuerdo de París en su primer día en el cargo y agregó que Estados Unidos se comprometió a hacer "todo lo posible" para garantizar que la cumbre climática de la ONU, COP26, "resulte en una acción climática ambiciosa en la que todos los países emisores importantes aumentan sus ambiciones de manera significativa y en los que ayudemos a proteger a los más vulnerables".

El comentario de Kerry pareció insinuar que los esfuerzos renovados de Estados Unidos deberían ser igualados por países como China, Brasil, Australia y Rusia para abordar las emisiones.

Dijo que se estaba trabajando en una nueva Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC) de los Estados Unidos, un objetivo para reducir las emisiones, y que se anunciaría tan pronto como “sea posible”.

"La administración también tiene la intención de realizar inversiones significativas en la acción climática tanto a nivel nacional, como parte de nuestros esfuerzos para reconstruir mejor a partir del COVID", comentó Kerry. "A nivel internacional, tenemos la intención de cumplir con nuestro compromiso de financiación climática".

Como parte del Acuerdo de París, el ex presidente Obama prometió 3 mil millones de dólares para el Fondo Verde para el Clima para ayudar a los países más pobres a adaptarse. Trump decidió retener 2,000 millones de dólares cuando se convirtió en presidente. En 2019, 27 países anunciaron contribuciones por un total de 9,8 mil millones de dólares. Estados Unidos se negó a contribuir.

Kerry cerró sus comentarios enfatizando la importancia de la adaptación y llegar a cero emisiones netas para 2050.

“Simplemente no hay adaptación a un mundo de tres o cuatro grados (más altos) excepto para los más ricos y privilegiados”, dijo.

"Si no actuamos de forma audaz e inmediata mediante la creación de resiliencia al cambio climático, es probable que veamos cambios drásticos en el desarrollo económico para todos".

Incluso los objetivos de reducción de emisiones más ambiciosos ya no evitarán impactos climáticos severos, y es necesario intensificar los esfuerzos para adaptarse.

La crisis climática podría reducir la producción mundial de alimentos hasta en un 30%, mientras que el aumento del nivel del mar y las tormentas más intensas podrían obligar a cientos de millones de personas en las ciudades costeras a abandonar sus hogares, afirmó el organizador de la cumbre, el Centro Global de Adaptación (GCA).

"No existe una vacuna para el cambio climático", declaró el domingo el presidente de la GCA y ex secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

"Está sucediendo mucho, mucho más rápido de lo que pensamos, causando riesgos e impactos en cascada. No es agradable desarrollar la resiliencia al cambio climático, es imprescindible".

En la sesión de apertura del lunes, Ban Ki-moon elogió la decisión del presidente Biden de volver a unirse de inmediato al Acuerdo de París en su primer día en el cargo.

La cumbre no generará compromisos vinculantes, pero los líderes intentarán elaborar una agenda de acción para hacer que las naciones sean más resilientes.

Relacionados

Estados Unidos está de vuelta en el Acuerdo Climático de París

Ted Cruz critica a Biden por volver al Acuerdo Climático de París

AOC se burla de Ted Cruz por tuit sobre el Acuerdo Climático de París