Joe Biden invocaría la Ley de Producción de Defensa para aumentar la fabricación de vacunas COVID-19

Graig Graziosi
·2  min de lectura
<p>Hasta el momento, se han vacunado poco menos de 2 millones de estadounidenses</p> (Getty Images)

Hasta el momento, se han vacunado poco menos de 2 millones de estadounidenses

(Getty Images)

Joe Biden planea invocar la Ley de Producción de Defensa para acelerar la elaboración de las vacunas contra el coronavirus una vez que asuma el cargo en enero, según un miembro de su equipo asesor de la pandemia.

La doctora Celine Gounder, miembro de la junta directiva de COVID-19 de Biden, dijo a CNBC el lunes que el presidente tenía la intención de promulgar la ley de producción de tiempos de guerra.

"Lo verá invocando la Ley de Producción de Defensa", declaró. "La idea es asegurarse de que el equipo de protección personal, la capacidad de prueba y las materias primas para las vacunas se produzcan en cantidad adecuada".

La ley permite al presidente obligar a las empresas a priorizar la fabricación de bienes necesarios para fines de seguridad nacional.

Pfizer, el fabricante de la primera vacuna contra el coronavirus ampliamente disponible, acudió a la administración Trump en septiembre en busca de asistencia para asegurar los suministros de producción. The New York Times informó que la administración Trump no respondió a la solicitud.

Desde entonces, el gobierno de los Estados Unidos ha trabajado con Pfizer para asegurar más dosis de la vacuna. La compañía y el gobierno han llegado a un acuerdo que incluye la invocación de la Ley de Producción de Defensa para "ayudar a Pfizer a obtener un mejor acceso a alrededor de nueve productos especializados que necesita para fabricar la vacuna".

Acelerar la producción ayudaría a abordar la disparidad entre el cronograma de vacunación propuesto por la administración Trump y la realidad; la Casa Blanca afirmó que habría 20 millones de vacunas en diciembre. Hasta el momento, se han vacunado poco menos de 2 millones de estadounidenses.

Moncef Slaoui, el zar del coronavirus de Trump, reconoció el retraso durante una conferencia de prensa el miércoles.

"La velocidad en el aumento de las vacunas, las inyecciones puestas, es más lento de lo que pensamos que sería", dijo. “Y como les dije antes, estamos aquí para ayudar a los estados a acelerar adecuadamente”.

Los líderes del sector público y privado están considerando la vacuna como un camino hacia la restauración de la normalidad y la reparación de la economía estadounidense en apuros.

A pesar de los retrasos y los contratiempos aislados, algunos profesionales de la salud han elogiado los esfuerzos tanto del gobierno como de las empresas privadas para supervisar la distribución de la vacuna.

Isaac Bogoch, un especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Toronto, dijo a CNBC que la velocidad a la que se entregan las vacunas a las farmacias y hospitales ha sido "extremadamente impresionante".

“Parece que uno de los mayores obstáculos para los esfuerzos de vacunas en los Estados Unidos será la duda, mientras que los obstáculos en otras partes del mundo serán el acceso a la vacuna”, comentó.

Relacionados

Marco Rubio llama mentiroso a Anthony Fauci por uso de las máscaras

AstraZeneca afirma que su vacuna será efectiva contra variante

Fauci advierte que “lo peor del coronavirus está por venir”