Joe Biden acusa a funcionarios saudíes de mentir, dicen que “no lo escucharon” confrontar a MBS por Khashoggi

·5  min de lectura

El presidente Joe Biden acusó a los funcionarios saudíes de mentir después de afirmar que “no lo escucharon” mencionar el asesinato del ciudadano y periodista estadounidense Jamal Khashoggi en su reunión con el príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman.

El ministro de Estado de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, Adel al-Jubeir, le contó a un reportero de Fox News el sábado que no estaba al tanto de que Biden confrontara al príncipe heredero, o MBS, por su papel en la ejecución de Khashoggi en 2018.

“No escuché esa frase en particular”, dijo el ministro saudí.

Cuando Biden aterrizó de regreso en la Casa Blanca el sábado por la noche, le preguntaron si el funcionario decía la verdad.

“El ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita dice que no lo escuchó acusar al príncipe heredero del asesinato de Khashoggi. ¿Está diciendo la verdad?” preguntó un reportero de la Casa Blanca.

Biden respondió con firmeza: “No”.

Los funcionarios saudíes han dado versiones contradictorias sobre la reunión a puerta cerrada entre Biden y MBS en Arabia Saudita el viernes.

Justo después de la controvertida reunión, Biden le dijo a los periodistas que se había enfrentado al príncipe heredero sobre su papel en el “escandaloso” asesinato de Khashoggi y que ese fue el primer tema que planteó durante la conversación.

“Con respecto al asesinato de Khashoggi, lo planteé al inicio de la reunión, dejé en claro lo que pensé en ese momento y lo que pienso ahora”, agregó.

“Dejé mi punto de vista muy claro... que un presidente estadounidense guarde silencio sobre un tema de derechos humanos es inconsistente con lo que somos y con lo que soy yo”.

Al principio, los funcionarios saudíes parecieron confirmar los comentarios.

El ministro de Relaciones Exteriores, Faisal bin Farhan, le comentó a los periodistas el viernes que Biden planteó el asesinato del periodista y MBS respondió con comentarios sobre las propias controversias de EE.UU.

El príncipe heredero sacó a relucir la muerte de la periodista palestina-estadounidense Shireen Abu Akleh y los incidentes en los que soldados estadounidenses abusaron de los prisioneros en el centro de detención de Abu Ghraib en Irak, y le dijo a Biden que los dos incidentes se reflejaban negativamente en EE.UU., detalló el ministro de Relaciones Exteriores.

Sin embargo, el sábado, al-Jubeir pareció contradecir este relato y cuestionó que se discutiera sobre Khashoggi en absoluto.

A Khashoggi, periodista del Washington Posty crítico abierto del gobierno saudí, lo asesinó un equipo de agentes de inteligencia vinculados a MBS dentro del consulado saudí en Estambul el 2 de octubre de 2018. Su cuerpo fue brutalmente desmembrado con una sierra para huesos.

El gobierno saudí al principio negó cualquier participación en el asesinato antes de afirmar que los operativos mataron al ciudadano estadounidense por accidente mientras intentaban extraditarlo a Arabia Saudita.

Las agencias de inteligencia estadounidenses concluyeron más tarde que MBS había ordenado el ataque.

La administración de Biden se ha visto obligada a defender la reunión del presidente con MBS, en particular dado que, durante su campaña para la Casa Blanca de 2020, prometió convertir a Arabia Saudita en un “paria”.

El presidente Biden refutó los comentarios hechos por funcionarios saudíes al llegar a la Casa Blanca el sábado por la noche (Getty Images)
El presidente Biden refutó los comentarios hechos por funcionarios saudíes al llegar a la Casa Blanca el sábado por la noche (Getty Images)

El presidente provocó más críticas cuando saludó a MBS con un golpe de puños al comienzo de la reunión del viernes.

Biden respondió a los reporteros cuando se le preguntó si lamentaba el saludo aparentemente amistoso cuando aterrizó en el jardín sur de la Casa Blanca el sábado por la noche.

“¿Por qué no hablan de algo que importa? Estoy feliz de responder una pregunta que importe”, respondió Biden.

Bin Farhan describió el choque de puños entre los dos líderes como “una victoria” para el presidente de EE.UU.

El ministro de Relaciones Exteriores saudí le dijo a CNN el sábado que era “bastante normal” que los dos líderes intercambiaran “cortesías”, y expresó “No sé por qué nos centramos en un choque de puños”.

“Veo la imagen como una victoria para el presidente Biden. De ahí salió una reunión con un líder clave en la región”, dijo.

El príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, habla con el presidente de EE.UU., Joe Biden (Saudi Royal Palace/AFP via Getty)
El príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, habla con el presidente de EE.UU., Joe Biden (Saudi Royal Palace/AFP via Getty)

“Creo que salió de ella con una revigorización de la asociación estratégica entre Arabia Saudita y EE.UU.”.

Biden se reunió con varios líderes de Medio Oriente durante su viaje de cuatro días a la región, el cual tenía como objetivo en parte llegar a acuerdos con las naciones ricas en petróleo y, en última instancia, aliviar las dificultades que los actuales precios altísimos de la gasolina causan a los estadounidenses”.

Pero el viaje se vio sacudido por una mayor controversia cuando se supo que el abogado estadounidense Asim Ghafoor, quien antes había defendido a Khashoggi, fue detenido mientras viajaba por el aeropuerto de Dubái el jueves.

Los medios estatales de los Emiratos Árabes Unidos dijeron el sábado que había sido sentenciado a tres años de prisión por evasión de impuestos y lavado de dinero.

El grupo de derechos humanos DAWN declaró que Ghafoor no sabía de ningún cargo o condena en ausencia antes de su repentino arresto.

El Departamento de Estado de EE.UU. dijo que está al tanto de su detención.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.