Anuncios

Los ministros de Milei juran sus cargos a puerta cerrada a los medios de comunicación

La toma de posesión de los nuevos integrantes del Ejecutivo del ultraliberal se desarrolló en el Salón Blanco de la Casa Rosada (sede del Gobierno) sin que ni la prensa ni la ciudadanía tuvieran acceso al acto a través de la señal oficial de televisión, cuyos responsables de transmisión no indicaron que se hubiera producido una eventual falla técnica.

"El Presidente de la República Argentina Javier Milei firmó el decreto de designación de ministros. Este decreto reduce la cantidad de ministerios existentes a 9", publicó Milei en su cuenta oficial en la red social X

Una foto difundida en redes sociales con Milei en el centro, sentado y rodeado por su reducido gabinete, muetra a los nueve ministros que juraron este domingo: Luis Caputo (Economia), Guillermo Ferraro (Infraestructura), Mariano Cúneo Libarona (Justicia), Sandra Pettovello (Capital Humano), Patricia Bullrich (Seguridad), Luis Petri (Defensa), Diana Mondino (Cancillería), Guilllermo Francos (Interior) y Mario Russo (Salud).

El economista libertario de 53 años Javier Milei juró este domingo "por Dios y por la patria, sobre estos santos evangelios" como nuevo presidente de Argentina en el Congreso de la Nación, en Buenos Aires.

El líder del partido La Libertad Avanza (LLA) recibió la banda y el bastón presidenciales de manos del mandatario saliente, Alberto Fernández, que le estrechó la mano.

Tras el juramento de Milei como nuevo mandatario, la vicepresidenta electa, Victoria Villarruel, hizo lo propio, momento en el que Cristina Fernández dejó la Asamblea Legislativa en manos de su sucesora.

"El que las hace, las paga"

El excomentarista de televisión y populista de derechas, apodado "el loco" por sus seguidores, fue elegido presidente de Argentina el mes pasado tras obtener más de 14 millones de votos, el 55,6% de los que concurrieron a las urnas en la segunda vuelta contra el peronista Sergio Massa.

Milei inicia este domingo su mandato de cuatro años en la Casa Rosada anticipando duros recortes. Tras jurar en el Parlamento, pronunció su primer discurso como presidente, pero no ante la Asamblea Legislativa, como es habitual, sino frente "a la gente", desde las escaleras del Parlamento, donde llamó desde su cuenta de X a que los argentinos acudieran masivamente.

El nuevo presidente ultraderechista de Argentina habló de un escenario económico catastrófico, al borde de la hiperinflación, y prometió sacar al país de su crisis económica. "Desde todas las esquinas la situación de Argentina es de emergencia", recalcó. "Vamos a tomar las medidas necesarias para arreglar 100 años de despilfarros de la clase política", una misión que dijo no será fácil, pero que, aseguró, logrará la prosperidad de Argentina gracias a la resiliencia de su gente.

En este país el Estado vela por los derechos... y el que las hace, las paga

También mandó un mensaje en el que invitó a sumarse a los que quieran contribuir a su idea de nueva Argentina, y enfatizó que el desafío es titánico, pero que lo afrontará con convicción. "Ustedes saben que prefiero decirles una verdad incómoda antes que una mentira confortable", dijo, antes de terminar con su famoso lema: "¡Viva la libertad, carajo!".

Amplia delegación internacional

A la toma de posesión asistieron mandatarios internacionales invitados a la ceremonia. El Rey Felipe VI de España, quien llegó este sábado, se sentó junto a los presidentes de Paraguay, Santiago Peña, y de Uruguay, Luis Lacalle Pou.

También pudo verse a los expresidentes de Argentina Mauricio Macriy de Brasil, Jair Bolsonaro, al presidente de Ucrania, Volodímir Zelenskiy al chileno Gabriel Boric, entre otros mandatarios. En uno de los palcos especiales se encontraban la novia del nuevo presidente de Argentina, la actriz y humorista Fátima Flórez, junto a los padres de Milei.