Japón crea unos diminutos puentes para que las tortugas puedan cruzar las vías del tren

Japón es el país de las curiosidades. Allí hay una isla habitada solo por gatos y hay cafés en los que los clientes pueden pasar el rato entre decenas de lechuzas. Pero la última y sorprendente ocurrencia de los nipones no tiene nada que ver con el ocio: se trata de unos mini-pasos desarrollados para que los trenes no arrollen a las tortugas. 

Los mini túneles para tortugas de Japón (Kobe Digital)

El invento ha sido creado con muchísimo cuidado y esmero. Los túneles pasan por debajo de las vías y permiten a estos animales cruzar sin peligro. La idea favorece tanto a los reptiles como a los seres humanos, ya que varios de estos especímenes se han quedado atascados en puntos clave de las vías -como en cambios de agujas- y han hecho que los trenes se retrasen o que se produzcan importantes averías.

Con los pequeños túneles estos problemas desaparecen. Los animales pueden pasar sin temer que sus vidas corran peligro y los responsables de las compañías de ferrocarriles pueden respirar tranquilos sabiendo que ninguno de sus convoyes va a llegar tarde por una avería de este tipo.

Una tortuga atascada en una vía (Kobe Digital)

La idea de los túneles ha surgido de un proyecto común entre la empresa West Japan Railroad Company y el parque Suma Aqualife de Kobe, que se vanagloria de tener una gran población de tortugas y cuyos trabajadores conocen muy bien sus conductas y hábitos.

El sistema ha sido todo un éxito, ya que desde que ha sido implantado los problemas causados por las tortugas han desaparecido y se han visto a muchas de ellas haciendo uso de los mini-pasos, según informa el medio Kobe Digital.