Anuncios

James Gunn critica al viejo régimen de DC por el manejo de las adaptaciones y el maltrato a Henry Cavill

James Gunn critica al viejo régimen de DC por el manejo de las adaptaciones y el maltrato a Henry Cavill
James Gunn critica al viejo régimen de DC por el manejo de las adaptaciones y el maltrato a Henry Cavill

Desde que se anunció que James Gunn y Peter Safran serían los nuevos encargados de las adaptaciones de DC el público los ha atacado una y otra vez. Unos todavía resienten la desaparición del Snyderverse, mientras que otros creen que esta nueva etapa volverá a fracasar porque la compañía no ha reparado los problemas más básicos. Aquellos que sí están entusiasmados por los planes del director también reconocen que el camino no será nada fácil, pues los últimos años de la marca han sido especialmente caóticos. A pesar de las dudas y los ataques, Gunn se mantiene firme y seguro de su ideal y no dudó en criticar a los viejos encargados de este universo por el desastre que dejaron y hasta por el trato a actores como Henry Cavill.

Sigue leyendo: Peter Safran justifica la cancelación de Batgirl: "habría perjudicado a DC y a las personas involucradas"

El verdadero problema de Warner y DC es que, desde el inicio, trataron de competir contra Marvel saltándose muchos pasos en el camino. Es verdad que el público está más familiarizado con la historia de origen de Superman y Batman que de Iron Man, pero eso no significa que no deban ser presentados con coherencia dentro de sus propias historias. Zack Snyder parecía ser el visionario perfecto para el trabajo, pues ya había conectado con el público gracias a 300 (60%) y Watchmen, Los Vigilantes (65%), cintas que popularizaron su estilo. Sin embargo, la compañía le puso toda la responsabilidad al director sin que tuviera la libertad creativa que él deseaba. El Hombre de Acero (55%) y Batman vs Superman: El Origen de la Justicia (27%) no sólo fueron destrozadas por el público y la crítica, también fueron más conocidas por todo eso que el director quería hacer y no pudo. En otras palabras, los fans del Snyderverse se encariñaron con lo que potencialmente pudo suceder.

Cuando llegó Walter Hamada los obstáculos ya se habían acumulado y el productor tenía que luchar contra la visión de Snyder, contra los propios fans del creador, mientras intentaba desarrollar un sistema que pudiera beneficiar a la compañía y sus historias. A pesar de las grandes críticas que se pueden hacer en contra de él, se le debe reconocer que su decisión de separar el universo original de otras historias independientes funcionó muy bien y permitió la creación de Guasón (91%) y Batman (85%), que fueron muy elogiadas por todos. Cuando la compañía comenzó a hacer la transición con Discovery, Hamada técnicamente seguía al frente, pero ya todos sabían que tenía sus días contados, ya fuera por su propia voluntad o por la de los nuevos ejecutivos.

Lo más llamativo de este proceso fue que quedó un vacío que Dwayne Johnson trató de explotar al máximo con su Black Adam (52%) y el esperado regreso de Henry Cavill como Superman. El protagonista juraba que su película llegaría para cambiar la jerarquía de DC y rumores sobre su intención de convertir al villano en uno de los nuevos pilares de la marca no se hicieron esperar. Pronto se confirmó el regreso de Cavill y con eso llegaron supuestas filtraciones que hablaban de una próxima cinta en solitario y de un encuentro entre Superman y Black Adam. Al final, nada de esto sucedió y ambos quedaron fuera del juego.

También te puede interesar: James Gunn asegura que jamás despidió a Henry Cavill y confirma que éste no volverá al DCU

Muchos han criticado a Gunn por despedir a Cavill, pero él mismo aclaró que nunca lo pensó para su nuevo universo, así que, técnicamente, él no lo había sacado de la compañía. En ese sentido, algunas personas han puesto el enfoque en Dwayne Johnson y su necesidad de sobresalir, pues creen que usó al actor de The Witcher (67%) para ganar puntos con los desesperados fans. Sin decir nombres específicos, Gunn habló sobre todo este problema y el caos en el que decidió meterse para hacer un nuevo universo cinematográfico de DC. Durante la conferencia para anunciar sus planes, el director de El escuadrón suicida (91%) comentó (vía The Hollywood Reporter):

Como todos aquí probablemente saben, la historia de DC está bastante desordenada. Todo estaba jodido. A nadie le importaba el objetivo. Estaban regalando los derechos como si fueran souvenirs a cualquier creador que les sonriera.

Está el Arrowverse, estaba el DCEU, que luego se dividió y se convirtió en la Liga de la Justicia de Joss Whedon en algún punto y el Snyderverse. En otro punto, están Superman & Lois, está el Reevesverse, están todas estas cosas diferentes. E incluso nosotros. Vinimos e hicimos Suicide Squad y eso se convirtió en Peacemaker y, de repente, Bat-Mite es real.

James Gunn no teme a la presión de los fans que están molestos, pues sabe que el objetivo principal es mucho más importante y puede cambiar las adaptaciones de DC para bien. Por otro lado, el director lamenta que alguien como Henry Cavill quedara atrapado en el caos y aseguró que los viejos ejecutivos trataron muy mal a sus actores:

Me agrada Henry, creo que es un gran hombre. Creo que mucha gente lo engañó, incluido el régimen anterior en esta empresa. Pero este Superman no es Henry, por varias razones.

El director ya tiene el guion de Superman: Legacy que traerá a un joven Clark Kent, así que el papel quedará en otras manos. Sin embargo, Gunn no descarta la posibilidad de trabajar con Cavill bajo otras circunstancias y en otros proyectos si es que ambos encuentran un punto en común, lo que parece indicar que no hay resentimiento entre ellos

No te vayas sin leer: James Gunn no descarta el regreso de Michael Keaton como Batman en el DC Universe