Por jalones de cabello, Dua Lipa ya no quiere saludar a sus fans

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 21 (EL UNIVERSAL).- Aunque el lunes pasado Dua Lipa aceptó tomarse una foto grupal con sus fans, cuando salió de cenar en la colonia Roma Norte, este martes decidió ya no se retrataría con sus seguidores, debido al alboroto que tuvo lugar la tarde de este martes, cuando salió a comer mariscos, en donde un fan la jalo del cabello.

"Tranquilos", "No empujen", "Dua, te amo", eran algunas más frecuentes entre el gentío las personas que trataban de acercarse a la cantante británica, con el propósito de pedirle un autógrafo o una fotografía.

Fue en un segundo cuando una persona jaló de uno de los mechones de la intérprete; ella no expresó molestia simplemente se acomodó el cabello, mientras intentaba caminar hacia una camioneta que la transportaría.

Tras su estancia en un restaurante, cerca de la glorieta de Cibeles, la intérprete, quien dará un concierto esta noche de miércoles en el Foro Sol, se trasladó hacia el Museo Frida Kahlo en Coyoacán.

Mientras tanto, sus fans buscaron todas las pistas en redes sociales para averiguar a dónde se había dirigido, una de las personas que la acompañaban publicó, en sus redes sociales, unas salsas de una famosa taquería cerca del Ángel de la Independencia, pero cuando llegaron no estaba ahí.

Así que prefirieron esperarla en las inmediaciones del hotel Four Seasons donde se hospedó. Ahí, en los tres accesos que tiene el complejo se dieron cita cientos de admiradores que esperaban con ansias ver a su artista favorita.

Cuando pasaba cualquier camioneta polarizada tenían la esperanza de que Dua estuviera ahí, así que gritaban aún más y hacían figuras de corazones con sus manos.

Algunos llevaron a dicho hotel, cerca de Chapultepec, algunos carteles que decían en inglés: "Dua ¿puedes darme un abrazo por favor?", en cartulinas.

También estuvieron presentes personas que viajaban desde otros estados de la república, quienes llegaron desde muy temprano con tal de ver en persona a la celebridad, algunos estuvieron incluso más de 12 horas ahí afuera, sin importar los percances como la lluvia que acaeció; echaban porras y gritos sin éxito alguno.

"De una vez hay que irnos organizando, todos los que estemos aquí le decimos una foto para todos, para que sea más fácil, hay que decirle ‘just one a picture for all’ o sólo ‘picture, picture’ para que sepa", dijo un fan.

"Esperemos que no llueva en el Foro Sol porque puede que hasta nos cancelen el show", comentó otro admirador, mientras que otro más aseguró que Dua tenía la disposición de tomarse una foto grupal este martes, pero por tanto relajo prefirió huir y repartir algunos autógrafos.

Ya pasada la noche y ante la frustración de no verla, gritaron muy fuerte para llamar la atención de la cantante, quien después de dicho museo, regresó al hotel pero descendió en el sótano por lo que nunca se dejó ver y aunque volvió a salir en sus camionetas, al poco rato regresó y subió a sus historias una foto en la cama, dando a entender que no saldría.