Israel dice que reportera de Al Jazeera fue abatida probablemente sin querer por sus fuerzas

·2  min de lectura
Mural depicting the slain Palestinian-American journalist Shireen Abu Akleh, in Bethlehem

Por James Mackenzie

5 sep (Reuters) - Las investigaciones israelíes sobre la muerte de la periodista de Al Jazeera Shireen Abu Akleh en mayo concluyeron que es probable que un soldado israelí la abatiera de forma involuntaria, pero que no fue un objetivo deliberado, según informó el ejército el lunes.

Abu Akleh, ciudadana estadounidense-palestina, pereció tiroteada el 11 de mayo mientras cubría una operación militar israelí en la ciudad cisjordana de Yenín, en circunstancias que siguen siendo muy discutidas.

El ejército israelí afirma que sus tropas recibieron un intenso fuego desde todos los flancos y devolvieron los disparos, incluso hacia la zona en la que se encontraba Abu Akleh, a unos 200 metros de su posición, pero que no habían podido identificarla como periodista.

La organización dijo que "existe una gran posibilidad de que la señora Abu Akleh haya sido alcanzada accidentalmente por los disparos de las FDI (Fuerzas de Defensa de Israel), que se dirigieron hacia los sospechosos identificados como pistoleros palestinos armados". También es posible que haya sido alcanzada por disparos de palestinos, agregó.

La muerte de Abu Akleh, uno de los rostros más reconocibles que han informado sobre el conflicto palestino-israelí durante dos décadas, provocó una gran ola de indignación, sobre todo después de que la policía golpeó a los asistentes a su funeral en Jerusalén.

"Todas las pruebas, hechos e investigaciones realizados demostraron que Israel fue el autor y que mató a Shireen y debe asumir la responsabilidad de su crimen", dijo Nabil Abu Rudeineh, portavoz del presidente palestino Mahmud Abbas.

La investigación israelí, que incluyó entrevistas con soldados de las FDI, análisis del lugar de los hechos y grabaciones de audio y video, concluyó que "no es posible determinar de manera inequívoca el origen de los disparos" que mataron a Abu Akleh.

Sin embargo, Israel negó de manera repetida que sus fuerzas la hubieran atacado a sabiendas y afirmó que la investigación demostró que los soldados actuaron de acuerdo con sus reglas de combate.

"Podemos afirmar con un 100% de seguridad que ningún soldado de las FDI dirigió de forma intencionada el fuego contra un reportero o una persona no implicada sobre el terreno", declaró un alto cargo militar que informó a los periodistas sobre las conclusiones de las investigaciones.

(Reporte de James Mackenzie; editado en español por Carlos Serrano)