Israel nombra embajador en Tuquía por primera vez desde 2018

·2  min de lectura

Jerusalén, 19 sep (EFE).- El Gobierno israelí nombró hoy a Irit Lillian embajadora en Ankara, plaza que llevaba vacante desde 2018, y que se ocupa ahora tras el restablecimiento pleno de relaciones con Turquía el mes pasado.

Lillian, que ocupó el cargo de encargada de negocios en Ankara en los últimos dos años, jugó un papel clave en el acercamiento entre Israel y Turquía, cuya relación ha sufrido numerosas desavenencias en la última década.

La última crisis ocurrió en 2018, cuando Turquía retiró a su embajador en Tel Aviv como protesta a la respuesta de tropas israelíes a disturbios en la frontera con Gaza, en los que murieron decenas de palestinos. En reciprocidad, Israel hizo lo mismo.

El mes pasado, las partes anunciaron que restablecerían relaciones diplomáticas plenas después de dos años de lenta reconciliación, que se aceleró notablemente este año con visitas mutuas de altos funcionarios israelíes a Ankara, desde el presidente del Estado de Israel, Isaac Herzog, al entonces ministro de Exteriores, Yair Lapid.

Lapid, que ahora es también el primer ministro en funciones de Israel, tiene previsto reunirse con el presidente turco, Recep Tayip Erdogan, en los márgenes de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, en lo que será el primer encuentro entre los jefes de gobierno de los dos países en 14 años.

La última vez que ocurrió un encuentro semejante fue en 2008, cuando el entonces primer ministro israelí, Ehud Olmert, realizó una visita oficial a la capital turca.

Lapid visitó Ankara como ministro de Exteriores en junio, donde se reunió con su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu, después de que ambos países cooperaran con éxito en materia de seguridad para frustrar un complot iraní para secuestrar o matar a ciudadanos israelíes en Estambul.

Israel fue un aliado regional de Turquía durante décadas, hasta la crisis en 2010 del Mavi Marmara, una flotilla humanitaria que intentó romper el bloqueo en Gaza y en la que murieron diez activistas turcos por una incursión militar israelí, que provocó la ruptura de las relaciones bilaterales y la retirada de los respectivos embajadores.

Luego llegaron una serie de altibajos, marcados por el rechazo turco a la política israelí hacia los palestinos y que incluyeron un intento de restablecimiento de relaciones en 2016, con el envío de nuevo de embajadores, que duró por menos de dos años.

Israel y Turquía volvieron a expulsaron a sus respectivos embajadores en 2018 por enfrentamientos en la frontera de Gaza que resultaron en la muerte de 60 palestinos a manos de las fuerzas israelíes durante las protestas contra la apertura de la Embajada de EEUU en Jerusalén, lo que provocó que Erdogan presentara cargos de "terrorismo de Estado" y "genocidio" contra Israel.

(c) Agencia EFE