Israel compra cuatro Boeing cisterna militares ante la amenaza nuclear iraní

·3  min de lectura

Jerusalén, 1 sep (EFE).- El Ministerio de Defensa israelí anunció hoy la adquisición de cuatro aviones militares cisterna Boeing KC-46A para reabastecimiento de combustible en vuelo, como parte de la estrategia del país para prepararse a un posible ataque a Irán si no cumple el acuerdo nuclear.

El ministro de Defensa, Benny Gantz, celebró la firma de este contrato con el Departamento de Defensa de EEUU, valorado en 927,5 millones de dólares, como "una prueba más de la alianza y las relaciones estratégicas de los establecimientos de defensa israelíes y estadounidenses".

“Los aviones de reabastecimiento que estamos comprando, junto con la adquisición de un nuevo escuadrón de cazas F-35, helicópteros de transporte pesado, submarinos y armamento avanzado, ayudarán al Ejército en medio de los enormes desafíos, cercanos y lejanos, que estámos a punto de enfrentar”, afirmó Gantz en un comunicado en una referencia velada a la amenaza iraní.

Israel se opone firmemente a la reanudación del acuerdo nuclear con Irán, insiste en que se reserva el derecho a atacar sus instalaciones nucleares y considera que la única garantía de cumplimiento del pacto es una "amenaza militar creíble", punto en el que líderes israelíes han insistido mucho en las últimas semanas en conversaciones con pares estadounidenses.

El primer ministro israelí, Yair Lapid, conversó ayer por teléfono con el presidente estadounidense, Joe Biden, sobre el tema y en las últimas semanas, tanto el ministro Gantz como el asesor de seguridad del Gobierno israelí, Eyal Hulata, han viajado a Washington en una última ofensiva israelí para frenar el acuerdo, que parece inminente.

El actual jefe del Mosad, el servicio secreto israelí, David Barnea, tiene previsto viajar también a Washington la próxima semana con el mismo propósito.

“Este contrato fortalece aún más la alianza entre EEUU e Israel y la larga relación de décadas entre Boeing y la Fuerza Aérea de Israel”, afirmó Ido Nehushtan, el presidente de Boeing Israel y ex comandante de ese cuerpo.

“El KC-46A beneficiará los esfuerzos de Israel para garantizar la seguridad nacional y la estabilidad regional”, agregó.

El jefe Estado Mayor israelí, el teniente general Aviv Kohavi, ha insistido en que considera peligroso reavivar el acuerdo nuclear de 2015 y ha anunciado públicamente que ha ordenado al Ejército preparar nuevos planes operativos para atacar a Irán y detener su programa nuclear si es necesario.

Irán negocia desde hace 16 meses con Alemania, Francia, el Reino Unido, Rusia, China y, de forma indirecta, con Estados Unidos -con la Unión Europea como interlocutor- la restauración del acuerdo nuclear de 2015, que limitaba el programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de sanciones y que fue abandonado en 2018 por el entonces presidente estadounidense, Donald Trump.

La UE presentó a principios de mes un "texto final" durante la última ronda de negociaciones en Viena; Irán envió sus consideraciones sobre el texto el 16 de agosto, y EEUU respondió el pasado miércoles a sus demandas, por lo que el anuncio del nuevo acuerdo nuclear podría producirse en las próximas semanas.

(c) Agencia EFE