Isabel Marant se disculpa con las comunidades purépechas

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 16 (EL UNIVERSAL).- Tras asegurar que "le entristece enormemente constatar que su enfoque haya sido percibido como una apropiación cultural, cuando ella quería promover una artesanía y rendir homenaje a una estética a la que está vinculada", la diseñadora Isabel Marant ofrece disculpas si es que "han faltado al respeto a la comunidad purépecha y a México" por los diseños "inspirados en textiles de las comunidades purépechas que formaban parte de su colección Otoño-Invierno 2020.

En una carta que la Secretaría de Cultura ha dado a conocer, fechada el pasado 6 de noviembre y firmada por Isabel Marant y Anouck Duranteau-Loeper, director general de la Maison Isabel Marant asegura que esa casa siempre ha deseado ser una marca firmemente al mundo y orientada hacia las culturas y tradiciones extranjeras.

"Por esta razón, reinterpreta los códigos de vestimenta con el objetivo de valorizar y destacar la mezcla cultural. El saber hacer milenario es pues una fuente de inspiración constante, ya que permite a su creadora expresar su personalidad cosmopolita y nómada", señala y agrega que en el futuro se asegurarán de que sus intereses "coexistan y de rendir homenaje expresamente a nuestras fuentes de inspiración, manifestando nuestra gratitud a los dueños de las expresiones culturales tradicionales".

La propia Secretaría de Cultura, ha presentado la respuesta que la titular de la dependencia, Alejandra Frausto Guerrero ha dado a la diseñadora Isabel Marant.

Esa carta dirigida a Isabel Marant, con fecha 13 de noviembre, la funcionaria señala que la disculpa que plantea representa una oportunidad de construir un camino para iniciar acciones en conjunto, "sin embargo, deben ser las comunidades las que decidan si la aceptan. Usted tiene la posibilidad de ser aliada en la defensa del patrimonio cultural de los pueblos y comunidades, reconociendo el gran valor de esos saberes que debemos de respetar".

Y señala que "cuando se hace un homenaje, tendrían que estar invitadas las culturas aludidas, porque si bien son ancestrales, están vivas".

En la misiva, Frausto Guerrero invita a Isabel Marant a México y le ofrece acudir con ella a las comunidades para que conozca el alfabeto y la cosmovisión que representa el lenguaje de cada textil, así como el tiempo que se invierte en cada prenda y el costo real de ellas.

"El tema de la apropiación cultural es parte de un debate global que debe acercarnos a un mundo más justo en el que los creadores, sin importar su posición, dialoguen de frente. En esta discusión se debe entender la dimensión comunitaria y de cohesión social de la creación. Es necesario y urgente establecer una relación ética y de igualdad que beneficie tanto a los artesanos como a los empresarios y diseñadores", señala la carta.

La funcionaria puntualiza que en distintas ocasiones creadores tradicionales y grandes marcas han decidido trabajar juntos, "ese reconocimiento es el mejor homenaje posible", y señala que si las comunidades lo quieren, "tenemos la oportunidad de mostrar al mundo el ejemplo de las buenas prácticas, desde la Secretaría de Cultura ya avanzamos en ello".