No nos iremos hasta rescatar a nuestros mineros: Protección Civil

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 11 (EL UNIVERSAL).- Laura Velázquez Alzúa, coordinadora nacional de Protección Civil aseguró que las labores para rescatar a los 10 trabajadores que permanecen atrapados en una mina en Sabina, Coahuila, "jamás se han parado" y afirmó que "no nos iremos hasta que rescatemos a nuestros 10 mineros".

A través de una videoconferencia en Palacio Nacional, la titular de Protección Civil informó que suman 183 horas de trabajo interrumpido y que se trabajan 24 horas del día y afirmó que nunca se han parado las labores de rescate.

Velázquez Alzúa aseguró que no hay ningún riesgo de colapso de la mina "El Pinabete", por lo que siguen las labores de los equipos de rescate. "Llevamos en la mina en Sabinas, Coahuila, 183 horas de trabajo ininterrumpido. Acá el trabajo, que jamás se suspenden labores, se trabajan las 24 horas del día y nuestro trabajo pues lo pueden testificar los propios familiares de nuestros mineros. El trabajo que realizamos acá es continuo es entregado, es muy bien coordinado, nos reunimos en varios momentos".

"Estamos acá pues con todas las dificultades del clima, sin embargo con todo estamos entregados, y muy comprometidos y no nos vamos a ir de aquí, presidente López Obrador, como fueron sus instrucciones, hasta que no rescatemos a nuestros 10 mineros que están en la mina de El Pinabete. Jamás se han suspendido las labores y no hay ningún riesgo de colapsó", dijo.

En Palacio Nacional, Velázquez Alzúa detalló que diariamente hay dos reuniones de coordinación para determinar estrategias de bombeo y las acciones de búsqueda y rescate, en donde se detallan los niveles de agua de los pozos.

"Cada hora nos mantienen informado la empresa de Mimosa, nos mantiene informado de los niveles del agua al interior de los pozos, y también de manera permanente se están monitoreando los niveles de expresividad. "Es un trabajo que tiene que ser sumamente cuidadoso, que tenemos que proteger y cuidar a los familiares de los mineros, y también proteger a los propios rescatistas de cualquier movimiento podría tener complicaciones", explicó.