Anuncios

Investigación no encuentra evidencias de maltrato a migrantes en Texas tras denuncias

Los Ángeles, 7 dic (EFE).- Una investigación interna del Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) no encontró ninguna evidencia de que sus altos mandos ordenaron a los agentes a empujar a familias migrantes hacía el Río Grande como se había denunciado, informaron este jueves medios locales.

En julio pasado, periódico Houston Chronicle sacó a la luz un correo electrónico de un trabajador de la salud del DPS sobre el supuesto trato inhumano que se estaba dando a los migrantes que llegaban al área de Eagle Pass en Texas.

La denuncia aseguraba que los agentes habían recibido órdenes de no dar agua a los migrantes, no prestarles atención médica y empujarlos hacia el río Grande, frontera natural entre México y Texas.

Tras cinco meses, el DPS ha dicho que no encontró “ninguna irregularidad sistémica” por parte de su personal asignado a la frontera sur, según el informe citado por el periódico The Texas Tribune.

Tampoco se encontró una “causa razonable” para creer que el liderazgo del DPS estuviera involucrado en un patrón o práctica de conducta que violara la ley o la política del departamento para cumplir con el operativo Estrella Solitaria, impulsado por el gobernador republicano Greg Abbott.

La investigación concluyó que los supervisores del DPS no ordenaron a los policías que no dieran agua a los inmigrantes o se les empujara al río Grande bajo ninguna circunstancia.

El informe de dos páginas explica que los policías dijeron a los migrantes que regresaran a México y cruzaran la frontera en un puerto de entrada como parte de la directiva de devolver a los extranjeros.

También aclara que algunos migrantes resultaron heridos al intentar pasar entre el alambre de concertina instalado en la frontera, pero no encontraron evidencia de que esta barrera haya sido "colocada deliberadamente con la intención de causar lesiones a los migrantes” y que no se les negó atención médica.

(c) Agencia EFE