Al Inter Miami le expulsan a su mejor jugador y comienza con el pie izquierdo la gira

·3  min de lectura
MATIAS J. OCNER/mocner@miamiherald.com

El Inter Miami llegó con mucha ilusión a Nueva York para enfrentar este sábado a los Red Bulls en el primero de sus tres encuentros en la carretera, pero al final se tuvo que marchar con las manos vacías, al caer 3-1 en la Red Bulls Arena de New Jersey.

Nada le salió al equipo de Miami pese a que abrió el marcador (19’) con un golazo de falta de Gonzalo Higuaín, con un fuerte disparó cruzado, marca de la casa, para poner el 1-0 en el marcador con su 9no gol de la temporada.

Y es que al minuto 29’ a instancias del VAR fue expulsado el cerebro del Inter , Alejandro Pozuelo, al levantar el pie e impactar en el pecho de un jugador rival. Si bien la jugada pudo quedarse en amarilla, por imprudencia, tampoco se puede discutir la roja, por la temeridad de la acción ante el colombiano Andrés Reyes, otro ex.

Lo cierto es que el Inter se quedó con 10 y si con 11 le costaba, con 10 era cuestión de tiempo, el tiempo en que apareció el ex de Miami Lewis Morgan, poco antes del descanso (43’) para empatar el choque 1-1 con un zurdazo a la entrada del área en el que el portero del Inter Drake Callender pudo hacer mucho más.

El segundo comenzó como terminó el primero, y sin Higuaín, quien dio paso a Emerson Rodríguez. Con los Red Bulls en manada atacando sin cesar el área de Miami, hasta que en el minuto 53 Daniel Edelman le ganó un balón al borde del área a Gregore, quien se durmió, para acto seguido sacar un disparo colocado y poner delante a NYRB 2-1.

El entrenador Phil Neville trató de enmendar su mala alineación sacando a Indy Vassilev, quien hace mucho que no aporta nada, y Ariel Lassiter, quien se comió una solo delante el portero, dándole entrada a Coco Jean y a Robert Taylor, y aunque el equipo mejoró no tuvo consecuencias, incluso después que su rival se quedó también con 10.

Kyle Duncan fue expulsado al minuto 70 por doble amarilla, pero Miami no lo aprovechó; al contrario permitió que cuatro minutos después (74’) Caden Clark marcara el tercero con un bonito zurdazo al primer palo, luego que haber quedado habilitado por Chris McVey, tras un gran servicio de cabeza de Dylan Nealis, otro ex del Inter.

Neville sacó a Jean Mota y dio entrada a Bryce Duke cuando nada podía hacer, siendo el defensa Damion Lowe el que mejores ocasiones tuvo con un remate de cabeza a las manos del portero y otro remate de derecha sacado en un mano a mano por el guardameta.

Con esta derrota el Inter cayó provisionalmente al 7mo puesto, el último que da derecho a jugar los playoffs, con los mismos 36 puntos (10-6-11).

Lo peor es que el miércoles Pozuelo no podrá estar ante el Columbus Crew, un rival directo, y ya se ha visto que sin “El Maestro” el equipo de Miami no es nada.

Nunca se sabrá si con otra alineación la expulsión de Pozuelo se pudo evitar, pero no se puede entender el ataque de entrenador de Neville en cada partido, siempre con una nueva alineación cuando todos pensaban que ya había encontrado el equipo. Con estas nuevas alineaciones iniciales en cada partido cada vez consigue empeorar al equipo.

Entonces llegan los cambios, siempre en el minuto 60, siempre programados. Se supone que el de Higuaín haya sido más por molestias del jugador, que por estrategia. Con su salida se perdió el juego.

El problema de no ganar fuera es sencillo: hay poner al mejor equipo posible, a los mejores 11 jugadores y dejarse de experimentos, Duke, Taylor, además de Pozuelo e Higuaín tiene que ser titulares en ataque.

Igualmente la defensa estuvo nefasta y el Callender no estuvo al nivel esperado, pero ahora toca pasar página y salir a ganarle al Crew.