Anuncios

Republicanos hacen un último esfuerzo para que Biden testifique en pesquisa de juicio político

El presidente de la Comisión para la Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes, el representante republicano James Comer, durante una audiencia en el Capitolio, Washington, el miércoles 20 de marzo de 2024. (AP Foto/Jose Luis Magana)

WASHINGTON (AP) — La investigación de la Cámara de Representantes para someter a un juicio político al presidente estadounidense Joe Biden se encuentra en una encrucijada: Por un lado, no hay apetito entre los republicanos para avanzar un proceso real de destitución, pero por el otro está la presión política para entregar resultados luego de meses de trabajo.

El presidente de la Comisión para la Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes, el republicano James Comer, hizo un último esfuerzo en la audiencia del miércoles, y anunció que buscará el testimonio del propio Biden, diciendo que el presidente fue “cómplice o incompetente” en los negocios de su hijo Hunter Biden. Es muy poco probable que Biden comparezca ante la comisión.

"Necesitamos escuchar al propio presidente”, dijo Comer al término de una audiencia de casi ocho horas.

La Casa Blanca dijo a los republicanos que “siguieran adelante" y se enfocaran en los “problemas reales” que los estadounidenses quieren que se aborden.

“Esto es un triste truco al final de un juicio político muerto”, dijo el portavoz Ian Sams.

Sin presentar alguna evidencia concreta de una acción indebida por parte del presidente, está claro que la larga investigación de juicio político del Partido Republicano está a punto de llegar a su fin. Buscar el testimonio del mandatario es un posible acto final. En lugar de redactar cargos de juicio político contra Biden, Comer está considerando la posibilidad de recomendar cargos contra la familia ante el Departamento de Justicia, una medida en gran parte simbólica.

El demócrata de mayor rango en la comisión, el representante Jamie Raskin, dijo que los republicanos han convertido la investigación en una “burla” y que la “comedia de los errores” de la investigación de juicio político a Biden finalmente “está por estrellarse”.

Los republicanos abrieron sus primeras investigaciones en torno al presidente tras conseguir el control de la cámara baja el año pasado, deseosos de someter a Biden a un proceso de juicio político. La Cámara de Representantes, bajo una mayoría demócrata, sometió en dos ocasiones a juicio político al republicano Donald Trump durante su presidencia.

En momentos en que Trump y Biden enfrentan una probable revancha en las elecciones de noviembre, la investigación se está enfocando en los negocios de Hunter Biden y su accidentada vida personal, particularmente durante los años previos a que Joe Biden asumira la presidencia.

La comisión afirma que los Biden utilizaron el nombre de la familia para hacer negocios, un presunto esquema de tráfico de influencias en el que los republicanos están tratando de vincular un puñado de llamadas o cenas entre Joe Biden, cuando era vicepresidente o estaba fuera del cargo, y Hunter Biden con sus socios de negocios.

Hunter Biden, quien enfrenta cargos fiscales y de armas de fuego en asuntos separados, testificó en privado el mes pasado en una declaración que llenó más de 200 páginas, pero dejó a la comisión de Comer sin pruebas que alcanzaran el umbral de “delitos y faltas graves” que se necesitan para destituir a un presidente.

“Mi padre nunca ha estado involucrado en mis negocios”, declaró Hunter Biden.

Sería raro, pero no inaudito, que un presidente comparezca ante el Congreso. Abraham Lincoln habló en privado ante la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Representantes sobre un discurso filtrado y Gerald Ford compareció sobre su indulto al expresidente Richard M. Nixon, entre otros.

A bordo del avión presidencial, mientras Biden viajaba el miércoles de Arizona a Texas, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo: “Los republicanos deben dejar de lado esta treta y unirse al presidente para centrarse en los asuntos reales que son importantes para el pueblo estadounidense".

___

Los periodistas de The Associated Press Farnoush Amiri, Darlene Superville y Zeke Miller contribuyeron a este despacho.