Los inquilinos pagan fuertes tarifas cada vez que solicitan un apartamento. California podría cambiar eso

·5  min de lectura
LOS ANGELES, CALIFORNIA - MARCH 15: A "For Lease" sign is posted in front of a house available for rent on March 15, 2022 in Los Angeles, California. Single-family rental home prices are soaring and increased a record 12.6 percent in January compared to the previous year, according to new data from CoreLogic. (Photo by Mario Tama/Getty Images)
El proyecto de ley 2559 de la Asamblea, que el Senado de California aprobó el lunes, permitiría a los inquilinos comprar informes de crédito reutilizables en lugar de pagar por otros cada vez que soliciten el alquiler de una vivienda. (Mario Tama / Getty Images)

Cuando los aspirantes a inquilinos van en busca de un apartamento en California, frecuentemente terminan pagando una y otra vez cada vez que solicitan una unidad.

Las tasas de solicitud pueden ser onerosas, lo que desanima a muchos inquilinos a realizar una búsqueda amplia y esto se suma al reto de encontrar una vivienda asequible.

Anna Maciaszek, que se mudó de Florida a Los Ángeles en enero, lo sabe muy bien. Se puso en contacto con más de 50 agentes de alquiler y propietarios de viviendas, pero no recibió respuesta de la mayoría. Finalmente, encontró un lugar para alquilar en Santa Mónica con un contrato de alquiler flexible, pero eso fue después de rechazar otros dos apartamentos, debido a los honorarios que tendría que pagar.

"Los precios son astronómicos, sólo porque pueden hacerlo", dice Maciaszek, de 35 años. "Fui a un par de lugares y encontré que el departamento era prácticamente un basurero para lo que el propietario estaba cobrando".

El proyecto de ley 2559 de la Asamblea, que el Senado de California aprobó el lunes, pretende liberar a los inquilinos de algunos de los costes de las comprobaciones de crédito y antecedentes, como han hecho otros estados. Esto permitiría a los inquilinos comprar informes de crédito reutilizables en lugar de pagar por unos nuevos cada vez que soliciten un apartamento.

Para decepción de algunos grupos de inquilinos, el Senado modificó el proyecto de ley para que los propietarios acepten voluntariamente los informes reutilizables, lo que significa que los propietarios de apartamentos podrán seguir pidiendo informes a su propio proveedor, según Mike Blount, jefe de personal del asambleísta Christopher M. Ward (demócrata de San Diego), que patrocinó el proyecto de ley.

Los propietarios pueden cobrar a los posibles inquilinos una cuota de investigación de 30 dólares o más por solicitud.

En una entrevista, Ward dijo que empezar con la opción de los informes reutilizables permitiría a los propietarios y a los posibles inquilinos sentirse más cómodos con ellos. En una fecha posterior, dijo, podría haber una conversación sobre hacer que los informes reutilizables sean la norma.

El proyecto de ley ahora se dirige a la Asamblea para hacer la enmienda del Senado, el paso final antes de aterrizar en el escritorio del gobernador Gavin Newsom. Si el proyecto de ley se aprueba y Newsom lo firma, California sería el tercer estado, después de Washington y Maryland, en aplicar la legislación que permite los informes de crédito reutilizables.

Los informes serían válidos durante 30 días e incluirían la verificación del empleo, una comprobación del crédito y un historial de desahucios de siete años. Los propietarios podrían acceder a los informes a través de un proveedor externo.

Ward dijo que ha escuchado que algunas unidades tienen 30 o más solicitantes.

"Se está volviendo tristemente más común que los inquilinos estén pagando muchas más tasas de solicitud y tengan que solicitar varias propiedades debido a la limitada oferta", dijo. "Es realmente una carga para los californianos de ingresos medios y bajos que intentan salir adelante, además de todos los problemas de alto coste de la vida que hay hoy en día".

El proyecto de ley llega en un momento en que las viviendas vacías en el condado de Los Ángeles han alcanzado el nivel más bajo de las últimas dos décadas. La tasa de desocupación bajó al 3,5% en el segundo trimestre de este año, la más baja desde 2001, según CoStar, una empresa inmobiliaria que hace un seguimiento de los edificios con cinco o más unidades.

"En primer lugar, se trata de California y, en general, no se están construyendo suficientes viviendas nuevas, por lo que la demanda sigue siendo muy, muy alta", dijo Jay Lybik, analista de CoStar. "Para el propio condado de Los Ángeles, seguimos viendo una demanda muy fuerte de unidades multifamiliares".

El mercado de alquiler se está volviendo más competitivo a medida que los estudiantes regresan a Los Ángeles para ir a la universidad, dijo Dowell Meyers, profesor de planificación urbana y demografía en la USC.

"A nadie le gusta rellenar el papeleo, y el propio papeleo es una barrera que impedirá a la gente solicitar muchos lugares", dijo Meyers. "Creo que un formulario de solicitud estandarizado haría que fuera menos trabajo para los propietarios y agentes de alquiler y también para los consumidores. Así que es una buena idea y requiere cierta coordinación".

Algunos defensores de los inquilinos, sin embargo, dicen que la versión más reciente del proyecto de ley se queda corta para ayudar a los californianos a encontrar una vivienda asequible.

"El proyecto de ley diluido es otro ejemplo de que la Legislatura estatal falla a los inquilinos de California y no responde adecuadamente a la crisis de vivienda que enfrentamos", dijo Larry Gross, director ejecutivo de la Coalición para la Supervivencia Económica.

Gross, cuya organización dirige una clínica de derechos de los inquilinos, dijo que ha escuchado a los angelinos que dicen que no pueden pagar las tasas del informe de crédito requeridas en el proceso de solicitud. Él no cree que los inquilinos deban pagar por los informes de crédito y dijo que los propietarios deben absorber el costo total.

"Los inquilinos que tratan de encontrar un apartamento hoy en día son como una escena de 'Mad Max'", dijo. "En el momento en que presentan una solicitud, esos apartamentos ya han desaparecido. Francamente, aún no hemos visto lo peor, porque todavía hay protecciones en la ciudad de Los Ángeles, y si éstas expiran, sólo vamos a ver una avalancha de desalojos y más gente tratando de encontrar viviendas de alquiler".

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.