Inmigrantes y delincuencia: Un nuevo estudio refuta las afirmaciones de Trump

Un estudio reciente realizado por el Proyecto Marshall y el New York Times encontró que en las ciudades estadounidenses que más inmigrantes indocumentados hay no existe un aumento en las tasas de delitos violentos y contra la propiedad.

El estudio desacredita uno de los temas favoritos del discurso del presidente Trump, que los inmigrantes indocumentados favorecen el aumento de la criminalidad en Estados Unidos. Una idea que ha sido clave en el ascenso político de Trump, desde el mismo momento en el que anunció su candidatura a la presidencia, el 16 de junio de 2015.

“Cuando México envía a su gente, no nos envía lo mejor. No te envía a ti sino a las personas que tienen muchos problemas, y eso nos genera dificultades. Están enviando las drogas, el crimen y a los violadores”, dijo Trump.

Donald Trump anuncia en la Trump Tower su candidatura para presidente de los Estados Unidos. (Foto: AP)

Desde que asumió el cargo, Trump ha repetido que los inmigrantes indocumentados son más vulnerables a la delincuencia y que esto afecta a las áreas metropolitanas de Estados Unidos designadas como “ciudades santuario”.

Sin embargo, el nuevo estudio comparó las estimaciones recientes de la población indocumentada que vive en las áreas metropolitanas con las tasas de criminalidad local publicadas por el FBI y encontró que la gran mayoría de las áreas urbanas reportaron incluso una disminución de los delitos violentos y contra la propiedad entre 2007 y 2016.

El estudio mostró que la disminución de la tasa de delincuencia en el metro era independiente de los cambios en la población indocumentada.


Hay una revolución en ciernes en California. Muchas zonas Santuario quieren SALIRSE de este concepto ridículo e infectado de crímenes. Jerry Brown intenta retirar a la Guardia Nacional de la frontera, pero la gente del estado no está contenta. ¡Quieren seguridad y protección AHORA!

La nueva investigación, quizás la más detallada hasta el momento, es solo la última en refutar las afirmaciones de Trump sobre la correlación entre los inmigrantes indocumentados y el crimen.

Un estudio realizado en 2018 por el Instituto Cato, encontró que en Texas los inmigrantes legales o indocumentados cometieron menos delitos que los residentes nacidos en Estados Unidos. Otra investigación realizada en los 50 estados obtuvo resultados similares.

Asimismo, un estudio independiente publicado en marzo de 2018 en la revista Criminology encontró que los estados con más inmigrantes indocumentados tienen índices de criminalidad más bajos en comparación con los estados que menos inmigrantes indocumentados poseen.

David Knowles