Inician deliberaciones en juicio a Bannon, aliado de Trump

·2  min de lectura
ASALTO AL CAPITOLIO-DESACATO (AP)
ASALTO AL CAPITOLIO-DESACATO (AP)

El juicio a Steve Bannon por desacato al Congreso entró el viernes en la etapa del jurado, que inició sus deliberaciones para decidir la suerte del estrecho aliado del expresidente Donald Trump.

Se acusa a Bannon de dos cargos de desacato penal por negarse a comparecer ante la comisión legislativa que investiga el asalto del 6 de enero de 2021 al Capitolio y los eventos que precedieron esa insurrección letal. Cada cargo conlleva una pena mínima de 30 días y máxima de un año de prisión.

En los alegatos finales el viernes, ambas partes reafirmaron sus posiciones. La fiscalía sostuvo que Bannon hizo caso omiso de plazos claros y explícitos, mientras la defensa dijo que Bannon estaba convencido de que los plazos eran flexibles y negociables.

El 23 de septiembre se le presentó al Bannon una orden de presentar el 7 de octubre documentos requeridos a la comisión y comparecer en persona el 14 de octubre. El abogado de Bannon, Evan Corcoran, dijo al jurado en su alegato final que esos plazos eran meras “referencias” mientras los abogados negociaban las condiciones.

Corcoran dijo que la comisión “se apresuró a juzgar” porque “quería dar un ejemplo con Steve Bannon”.

Corcoran también insinuó que la testigo principal del gobierno y abogada de la comisión investigadora, Kristin Amerling, tenía prejuicios personales. Amerling reconoció en el banquillo de los testigos que era demócrata de toda la vida y amiga de uno de los fiscales desde hace años. También insinuó que la firma del presidente de la comisión, Bennie Thompson, lucía distinta en la orden de comparecencia que en otras cartas, pero desistió ante las objeciones de la fiscalía.

Los fiscales destacaron la serie de cartas entre la comisión y los abogados de Bannon. La correspondencia revela que Thompson rechazó inmediatamente el argumento de que Bannon estaba exento de declarar bajo el privilegio ejecutivo reclamado por Trump y lo amenazó con acusarlo penalmente.

“La defensa quiere mostrar que esto es arduo, difícil y confuso”, dijo la fiscal Amanda Vaughn en su alegato final. “Esto no es difícil. Esto no es arduo. Solamente hubo dos testigos porque esto es tan fácil como parece”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.