Inicia juicio a Hells Angels por crimen organizado en España

El alemán Frank Hanebuth, centro, exlíder de los Hells Angels en Europa, permanece sentado en la tribuna de acusados junto con otros miembros del club de motociclistas en la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares, en las afueras de Madrid, España, el lunes 23 de enero de 2023. (Zipi Aragon, Pool photo via AP) (ASSOCIATED PRESS)

MADRID (AP) — El juicio a un exlíder de los Hells Angels en Europa inició el lunes en Madrid.

El ciudadano alemán Frank Hanebuth está siendo enjuiciado junto con 49 supuestos colaboradores extranjeros por dirigir una división del club de motociclistas en la isla turística española de Mallorca que presuntamente estaba involucrada en actividades delictivas.

Durante la primera audiencia breve, la corte leyó los cargos a cada uno de los 46 acusados presentes en la sala y se aseguró de que todos entendieran el texto. Un intérprete de lengua alemana tradujo los cargos a tres alemanes que participaban por videoconferencia.

El inicio de la sesión se retrasó cuatro horas porque algunos de los abogados trataron de lograr acuerdos de culpabilidad para sus clientes. Por ahora se desconoce si el abogado de Hanebuth era uno de ellos.

Los fiscales españoles buscan una sentencia de 13 años de prisión para Hanebuth por cargos de pertenecer a una organización criminal, lavado de dinero y posesión ilegal de armas de fuego. También exigen una multa de 4,5 millones de dólares (4,2 millones de euros) por el cargo de lavado de capitales.

Otros presuntos líderes del club también son acusados de dirigir una red de prostitución y de tráfico de drogas, y enfrentan hasta 38 años de prisión.

De acuerdo con la acusación de la fiscalía, los Hells Angels realizaron actividades ilegales en Mallorca entre 2009 y 2013 bajo las órdenes de Hanebuth, quien aparentemente asignó a integrantes del grupo para cometer delitos como extorsión, proxenetismo, adquisición ilegal de armas de fuego y robo en sitios turísticos populares.

También se mudaron a inmuebles en Mallorca y la cercana isla de Ibiza. Los acusados no se limitaron a montar motocicletas Harley-Davidson. Se ha señalado que uno de los acusados conducía un Bentley a 200 km/h (125 mph) en una zona de velocidad máxima de 120 km/h (75 mph) al ser interceptado por agentes de tránsito.

Se espera que el juicio dure varias semanas.