Un informe del FBI notificó el día anterior sobre una "guerra" en el Capitolio

LA NACION
·2  min de lectura

WASHINGTON.- El día anterior del asalto al Congreso, el FBI notificó a otras agencias del orden público, incluida la Policía del Capitolio, sobre mensajes en Internet acerca de una "guerra" y la invasión al Palacio Legislativo.

Así lo indica un documento interno al que tuvo acceso The Washington Post, según el cual el FBI detectó entre otras cosas que había gente compartiendo mapas de los túneles del Capitolio y organizando puntos de reunión para viajar a Washington en plan de violencia.

Tres legisladores, positivos de Covid-19 tras la toma del Capitolio

La alerta fue emitida a través de la Fuerza de Tarea Conjunta contra el Terrorismo, que incluye a miembros de la Policía del Capitolio, en la mira desde los incidentes, señaló el Post.

El documento detallaba llamados a la violencia, incluido el que decía que "el Congreso necesita escuchar que se rompen vidrios, que se patean puertas y que se derrama sangre de sus soldados esclavos del BLM y Pantifa. Dejá de llamar a esto una marcha, una manifestación o una protesta. Ve allí listo para la guerra. Tenemos a nuestro presidente o morimos. NADA más logrará este objetivo".

BLM son las siglas del movimiento Black Lives Matter, en tanto Pantifa es un término despectivo de Antifa, grupos de izquierda opuestos a los neonazis y los supremacistas blancos.

La advertencia del FBI es la evidencia más cruda hasta el momento de la considerable falla de inteligencia que precedió al caos, que se cobró la vida de cinco personas.

La nieve es plástico y Kim Jong-un, un doble: los peligros de las teorías conspirativas

Un funcionario del FBI dijo por su parte que 45 minutos después de enterarse de la alarmante conversación detectada en línea, la oficina del FBI de Norfolk redactó el informe y lo compartió con otros miembros de la agencia.

De acuerdo con el Post, el documento señala que la información representa el punto de vista de la oficina del FBI en Norfolk, no debe compartirse fuera de los círculos policiales, que no es "inteligencia finalmente evaluada" y que las agencias que la reciben "no deben tomar medidas basadas en este informe crudo sin coordinación previa con el FBI".

Agencia AP