El nuevo informe de la agencia de EE.UU. que en 2017 predijo la pandemia de coronavirus

·4  min de lectura
Imágenes de partículas dle coronavirus sobre una célula humana, tomadas con un microscopio electrónico y coloreadas en forma artificial
National Institute of Allergy and Infectious Diseases (NIAID)

WASHINGTON (AP).- Funcionarios del Consejo de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, los mismos que en 2017 predijeron que el mundo iba a ser sacudido por una crisis sanitaria como la del coronavirus, presentaron esta semana un nuevo escenario preocupante del futuro. En un informe publicado el jueves aseguraron que la pandemia de Covid-19 profundizó la inequidad económica, afectó los recursos gubernamentales, avivó los sentimientos nacionalistas y que todavía resta más.

Estas evaluaciones están incluidas en el documento “Tendencias Globales”, un trabajo que ese organismo gubernamental elabora cada cuatro años y que en esta edición está destinado a ayudar a los políticos y a los ciudadanos a anticipar las fuerzas económicas, ambientales, tecnológicas y demográficas que probablemente forjarán al mundo durante los próximos 20 años.

El documento se enfoca en el impacto de la pandemia, a la que califica como “el trastorno global más significativo y peculiar desde la Segunda Guerra Mundial, con implicaciones de salud, económicas, políticas y de seguridad que tendrán consecuencias durante años”.

“El nacionalismo y la polarización han estado en aumento en muchos países. Las medidas para contener y gestionar el virus han reforzado tendencias nacionalistas globales a medida que algunos estados se volvieron hacia adentro para proteger a sus ciudadanos y, a veces, culpar a los grupos marginados. La respuesta a la pandemia alimentó el partidismo y la polarización”, afirma en uno de sus apartados el texto y luego detalla también que dejó a la luz la extrema desigualdad entre países y la falta de acuerdo para concretar una sincera cooperación internacional.

Asimismo destaca que el brote “está desacelerando la reducción de la pobreza y el cierre de las brechas de desigualdad de género” y también está revirtiendo “años de avances contra la malaria, el sarampión, la poliomielitis y otras enfermedades infecciosas”.

Por su parte, a futuro los especialistas de la agencia de inteligencia estadounidense indicaron que en los próximos 20 años, la población mundial seguirá aumentando, llegará a un estimado de 9,2 mil millones para 2040, pero la tasa de crecimiento se ralentizará en todas las regiones a partir de ese año, lo que llevará a un envejecimiento general.

“Muchos países tendrán dificultades para seguir construyendo o incluso sostener décadas de mejoras significativas en educación y salud”, prevé el informe que además asegura: “De cara al futuro, las enfermedades infecciosas de larga data, emergentes y reemergentes seguirán poniendo en peligro a individuos y comunidades. También es probable que aumente la incidencia de nuevas pandemias debido al mayor riesgo de patógenos animales que infectan a los seres humanos y factores que permiten la propagación, como la movilidad humana y densidad de la población”.

La gente camina por una calle peatonal en Wuhan, provincia central de Hubei en China, el 23 de enero de 2021, un año después de que la ciudad se cerrara para frenar la propagación del coronavirus
La gente camina por una calle peatonal en Wuhan, provincia central de Hubei en China, el 23 de enero de 2021, un año después de que la ciudad se cerrara para frenar la propagación del coronavirus

La gente camina por una calle peatonal en Wuhan, provincia central de Hubei en China, el 23 de enero de 2021, un año después de que la ciudad se cerrara para frenar la propagación del coronavirus

Por último, sobre el cambio climático explica: “Es probable que los efectos del cambio climático y de la degradación ambiental exacerben la inseguridad alimentaria e hídrica de los pobres países, aumenten la migración, precipiten nuevos desafíos para la salud y contribuyan a la pérdida de biodiversidad”, lo que según los profesionales incluso obligará a grandes urbanizaciones a reubicarse.

“Durante los próximos 20 años, los efectos físicos del cambio climático provocarán temperaturas más altas, un aumento del nivel del mar y eventos climáticos extremos que afectarán a todos los países. Los costos y desafíos recaerán de manera desproporcionada sobre el mundo en desarrollo y se cruzarán con la degradación de los alimentos, el agua, la salud, y seguridad energética”, añade el texto.

La data que proviene de este informe resulta de particular interés en tanto en su edición anterior, la de 2017, esta agencia del gobierno de Estados Unidos había advertido que algo como la pandemia actual podría suceder en tanto la salud humana y la animal iban a estar cada vez más interconectadas y causarían la emergencia, transmisión y distribución de muchas enfermedades infecciosas. 

“Las deficiencias no abordadas en los sistemas de salud nacionales y globales para controlar enfermedades ocasionarán que sea más difícil detectar y gestionar los brotes de enfermedades infecciosas, lo que aumentará el potencial de brotes epidémicos en lugares muy lejanos a su punto de origen”, había afirmado.

(VIDEO) La noria de Coney Island, símbolo del verano neoyorquino, vuelve a girar