Una infancia violenta y una obsesión sin límites: la vida de Mark Chapman, el asesino de John Lennon

El lunes 8 de diciembre de 1980, Mark David Chapman acribilló a John Lennon frente al edificio Dakota en el Upper West Side de Manhattan, donde el músico vivía con su segunda esposa, la artista plástica Yoko Ono. Condenado el 24 de agosto de 1981 por el crimen del ex Beatle a una pena de 20 años con la posibilidad de una cadena perpetua revisable, se convirtió en uno de los asesinos más recordados y odiados de la historia.

Hace exactamente 40 años, y más de 50 años después de la disolución definitiva de The Beatles, Chapman dejaba la habitación del hotel Sheraton donde se había hospedado para salir en busca de Lennon. En el lugar dejó algunas pertenencias para que la policía las encontrara más tarde.

En una librería neoyorquina compró un ejemplar de El guardián entre el centeno. En el libro escribió: "Esta es mi declaración" y lo firmó como Holden Caulfield, el nombre del personaje principal de la novela de J. D. Salinger.

Chapman pasó gran parte del día en la entrada del Dakota. Allí habló, a lo largo de varias horas, con otros fanáticos y con el portero. Por una distracción, no pudo en un principio lograr tener contacto con el músico, que se bajó de un taxi e ingresó al edificio.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Más tarde esa misma mañana, Chapman vio a la niñera y al pequeño Sean Lennon llegar a su casa. Se acercó, le dio la mano al hijo del músico y lo llamó como la canción del padre: "Beautiful Boy (Darling Boy)".

Cerca de las 17 horas, cuando Lennon y Ono salían del Dakota rumbo a los Record Plant Studios, Chapman consiguió que le firmara una copia del disco Double Fantasy (Geffen Records, 1980), lanzado tres semanas antes.

Esa misma noche, Chapman sorprendió al ex Beatle cuando regresó cerca de las 23 horas. Luego de que el músico bajara de su limusina, le disparó cinco veces. Cuatro balas impactaron en el cuerpo del artista, que falleció rumbo al hospital Roosvelt. Su muerte dio pasó a la leyenda del Beatle eterno que en 2020 hubiera cumplido 80 años.

El ejemplar de Double Fantasy (Geffen Records, 1980) que Lennon le firmó a Chapman en las horas previas al crimen fue subastado por US$ 2 millones
Fuente: Archivo - Crédito: TMZ goldinauctions.com

Hasta que fue detenido por la policía, Chapman permaneció en el lugar del crimen leyendo la edición de El guardián entre el centeno que había comprado más temprano. Por su actitud pasiva, la policía no tuvo ninguna dificultad para arrestarlo.

"Más allá de haber usado el libro como coartada, Chapman se ve representado, hay una identificación con el personaje principal. Tiene muchos rasgos comunes con la infancia de Caulfield", señala el experto en criminalística Lucas Bravo Berruezo en diálogo con La Nación.

Con más 14 años de experiencia, Bravo Berruezo añade que, al igual que el personaje de J.D. Salinger, Chapman tampoco tenía una buena imagen de sí mismo. "Chapman se encomendaba y rezaba para no hacer algo, no tenía él ese freno, sino que lo ponía en el otro, en un ser diferente, como Dios", precisa.

Condenado cuatro meses más tarde por el crimen del icono mundial, Chapman permanece en la Wende Correctional Facility de Alden. En once oportunidades le negaron la libertad condicional.

Mark David Chapman, en 2020 cuando le negaron por undécima vez la libertad condicional
Fuente: Archivo

Muchas son las especulaciones sobre las motivaciones de su atrocidad. Algunos señalaron su supuesto fanatismo por los cuatro de Liverpool y la desilusión ante la separación final de la banda. Las pericias del momento determinaron que Chapman era un psicópata obsesionado con Lennon, que buscaba notoriedad al formar parte de su historia. Lamentablemente, alcanzó su objetivo al ponerle fin a la vida del músico.

El 10 de mayo de 1955, Mark David Chapman nació en Fort Worth, estado de Texas. Hijo de David Curtis Chapman, una sargento de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, y Kathryn Elizabeth Pease, enfermera, tuvo una infancia difícil junto a Susan, su hermana siete años menor: declaró que le temía a su padre, quien era violento con su madre.

Chapman cursó la escuela en Columbia High School en Decatur, en el estado de Georgia, institución de la que se escapó de clases como el personaje principal de la novela de Salinger.

En plena adolescencia, habiendo crecido en la década de 1960, la banda favorita de Chapman era The Beatles. Para ese entonces, sus problemas con las adicciones se habían hecho notorios: consumía todo tipo de drogas y sustancias.

A los 16 años, Chapman se convirtió al cristianismo. Aferrado a su fe, mientras distribuía publicaciones religiosas, conoció a su primera novia: Jessica Blankenship. Durante el verano trabajaba como consejero en las colonias de niños.

Fue en esa época en la que un amigo le recomendó el libro El guardián entre el centeno. La obra tuvo especial influencia en Chapman. En distintas ocasiones, sostuvo que le hubiera gustado basar su vida a imagen y semejanza del personaje principal, Holden Caulfield.

Tras graduarse en Columbia High School, Chapman se mudó a Chicago. Allí repartió su tiempo entre iglesias y otros reductos cristianos, donde tocaba la guitarra y actuaba junto con un amigo que hacía imitaciones.

A los 22 años, intentó suicidarse intoxicándose con monóxido de carbono: conectó la manguera de la aspiradora al caño de escape de su auto y colocó el otro extremo dentro. La manguera se derritió y el intento fracasó.

Fue admitido en el Castle Memorial Hospital por un cuadro de depresión. Tras recibir el alta, el hospital lo contrató a medio tiempo para que tocara la guitarra para los pacientes. Paralelamente, sus padres comenzaron un proceso de divorcio y Chapman se fue con su madre a Hawai.

Inspirado en el libro de Julio Verne La vuelta al mundo en 80 días, realizó un viaje por diferentes países. En ese momento comenzó una relación con Gloria Abe, su agente de viajes, y se casaron meses después, en 1979.

Tras su regreso a Nueva York, Chapman trabajó nuevamente en el Castle Memorial, pero después pelearse con una enfermera a los gritos renunció y consiguió empleo como guardia de seguridad.

En esa etapa, retomó uno de los tantos vicios de su adolescencia: el alcohol. También sus obsesiones, por aquel libro de Salinger y por el mismísimo Lennon. Del músico le molestaban sus declaraciones en las que había asegurado que The Beatles eran más famosos que Jesús y sus letras como "God" e "Imagine".

Publicado en una serie en periódicos entre 1945 y 1946, y luego definitivamente como novela en 1951, El guardián en entre el centeno se convirtió en un ícono popular del siglo XX, un libro de culto sobre todo para los adolescentes. Es, sin lugar a dudas, el título más reconocido del autor estadounidense Jerome David Salinger, que vivió hasta los 91 años.

En primera persona, el personaje de Holden Caufield, un joven neoyorquino de clase media, relata los sucesos previos a su última Navidad.

"¿Sabe usted por casualidad dónde van en invierno?", es la gran pregunta que Caulfield le formula al conductor de un yellow cab de Nueva York. Pregunta que se refiere a los animales, preocupado por el lago congelado del Central Park. Pregunta que nadie le responde.

Caulfield tiene un hermano fallecido, abandona el colegio e intenta por sobre todas las cosas generar una conexión con sus familiares, con la gente que lo rodea, incluso con extraños. La soledad y el vacío existencial son los dos principales temas que se van desmenuzando a lo largo de esta novela de iniciación.

Muchos consideran a El guardián entre el centeno como un libro maldito. Además de haber estado presente en el vida de Chapman y en la escena del crimen de Lennon, también fue la excusa, pretexto o "musa inspiradora" de otros criminales.

Se ha relacionado con la lectura de este libro a Charles Manson; a Lee Harvey Oswald, arrestado por el asesinato de John F. Kennedy; a John Hinckley Jr., que intentó matar a Ronald Reagan; y a Sirhan B. Sirhan, arrestado por el asesinato de Robert F. Kennedy.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

El 'error' de la actriz mexicana Denisse Aragón que la convirtió en un meme

La desdicha de los hijos de Mariana Levy entre la desgracia, el abandono y la inestabilidad

Lourdes Munguía, la actriz que deslumbra por cómo luce ahora, pero hay más que ver de ella

EN VIDEO: Johnny Depp recurre al Tribunal de Apelación