Incendios en Córdoba. Campaña para ayudar a los monos carayá amenazados

Gabriela Origlia
·4  min de lectura
Los monos carayá de la reserva, amenazados por la crisis tras los incendios en Córdoba
Fuente: Archivo - Crédito: Diego Lima

CÓRDOBA.- Los incendios en Córdoba -que en cuatro meses afectaron 200.000 hectáreas y en un año, 300.000- ingresaron esta semana al santuario de monos carayá situado a 11 kilómetros de La Cumbre, en el norte del Valle de Punilla. Antes de que entraran las llamas se trasladaron a nueve pumas y dos gatos monteses que hay en el lugar. El fuego destruyó recintos, cableado y postes, pero no hubo que lamentar animales muertos.

Alejandra Juárez dedica su vida a la reserva, donde hay 170 monos que deambulan en las 360 hectáreas del Centro Argentino de Rescate, Rehabilitación y Conservación de Primates, conocido como Proyecto Carayá. El fuego terminó de complicar la situación generada por la pandemia y la cuarentena, que impiden las visitas, el principal ingreso económico del santuario.

El proyecto funciona hace 26 años en un campo cedido por un alemán; Juárez es profesora de Historia y la atracción que sentía por los hombres primitivos la acercó a los primates y la decidió a dedicarse a su cuidado. Fue voluntaria en el zoológico de Córdoba (cerrado desde hace unos meses para reconvertirse en ecoparque) hasta que logró el espacio para su objetivo de rehabilitación y rescate de monos.

Mayú Pilsel, una de las hijas de Juárez, es la coordinadora del centro. Contó a LA NACION que este año "fue un castigo detrás de otro y el incendio completó lo que veníamos pasando". Por la cuarentena hay menos voluntarios trabajando, los extranjeros que llegan para alojarse y trabajar o estudiar el comportamiento animal tampoco están, y las visitas siguen vedadas.

"Todo eso generó una crisis económica; tenemos deudas con quienes nos venden los alimentos. Iniciamos antes del fuego una campaña de donantes permanentes, pero todavía no cubrimos los gastos fijos. Después del incendio, la situación es peor porque hay que reconstruir el tendido eléctrico, los postes y los recintos, lo que cuesta mucho", describió Pilsel.

Los monos carayá de la reserva, amenazados por la crisis tras los incendios en Córdoba
Fuente: Archivo - Crédito: Diego Lima

Coronavirus en la Argentina: todavía no se regularizó la carga de tests negativos en la mayoría de las jurisdicciones

Además de los monos, pumas y gatos monteses, en el santuario hay 30 perros de la calle que fueron rescatados; vizcachas, llamas, zorros, burros, caballos, vacas y una diversidad importante de aves. "Ingresa fauna autóctona que encuentra alimento y puede moverse con libertad, también rescatamos -además de primates- algunos que fueron víctimas del tráfico ilegal, del mascotismo y de la destrucción de sus hábitats naturales", explicó Pilsel.

El de Córdoba es el primer y único centro de primates en la Argentina y el único en el mundo que trabaja con el mono carayá negro; está reconocido a nivel internacional por el Proyecto Gran Simio (GAP) y el Instituto Jane Goodall, de la inglesa primatóloga, etóloga y antropóloga cuya figura trascendió al mundo con el film Gorilas en la niebla.

Después del domingo pasado, cuando el fuego entró al santuario, Juárez quedó sin comunicación. Los contactos los hace cuando baja al pueblo, incluso para cargar el teléfono móvil. "Alcanzamos a trasladar a los pumas antes, las llamas destruyeron los recintos. Los monos se asustaron, pero se quedaron en el lugar. Hubo momentos muy angustiantes", comentó el lunes pasado cuando lo peor había pasado y se mantenía la guardia de cenizas.

Agradeció a Defensa Civil, a los bomberos, a los brigadistas, a la Policía Ambiental y al intendente y vecinos de La Cumbre. "Nos ayudaron. Nos queda renacer de entre las cenizas. Al no haber animales muertos, es un milagro. Lo más grave es la falta de comida y el hecho de que se derritieron postes y cables, lo que no solo afecta la electricidad, sino la bomba de agua que empleamos", repasó.

Los monos carayá de la reserva, amenazados por la crisis tras los incendios en Córdoba
Fuente: Archivo - Crédito: Diego Lima

Hasta la vieja camioneta que usan para llegar al pueblo se rompió. El proyecto necesita donaciones de alimentos (frutas, verduras, polenta, arroz, fideos, legumbres, alfa y alimento balanceado) y materiales para la reconstrucción de áreas. Quienes quieran sumar su ayuda pueden contactarse al mail mono@caraya.org, encontrar a la organización en todas las redes sociales o ingresar a la web www.caraya.org, en la que están las alternativas para ser donante permanente de la campaña "Seguí al mono".