Incendio en Recoleta: “Pensé que explotaba todo por los aires”, dijo una testigo de la tragedia

·2  min de lectura
incendio dk
incendio dk

“Pensé que explotaba todo por los aires. Parecía una película de terror”, afirma Dolores, de 42 años. Desde una habitación del octavo piso del Sanatorio Finochietto, donde se recupera de una intervención quirúrgica, fue testigo del trágico incendio que se cobró cinco vidas en un edificio situado a media cuadra de la clínica.

Allí, en el cuarto de la clínica situada en la avenida Córdoba 2678, Dolores se despertó abruptamente a las 5.45, cuando oyó unos fuertes ruidos. Primero pensó que estaba granizando. Pero pocos segundos después escuchó gritos desesperados. “¡Auxilio! ¡Ayuda!”, exclamó un hombre. Lo mismo clamaba una mujer. Luego comenzó a sonar una alarma.

“Primero pensé que era un robo. Cuando subí las cortinas de la ventana me encontré con el fuego. El departamento del séptimo piso [donde vivían las víctimas] estaba todo tomado por el fuego. Las llamas salían por el balcón”, recuerda a LA NACION.

Incendio en un departamento de un edificio en Recoleta
Los bomberos trabajan en el edificio indenciado - Créditos: @Ricardo Pristupluk


Los bomberos trabajan en el edificio indenciado (Ricardo Pristupluk/)

Dolores observó cómo se desprendía la mampostería del departamento dónde vivían las víctimas. “Me asusté mucho. Pensé que volaba todo por los aires”, repite una y otra vez la testigo.

El mayor temor de Dolores era que el fuego provocara una explosión en la estación de servicio de Gas Natural Comprimido (GNC) situada al lado del edificio de la tragedia.

“Daba la sensación de que todo el edificio era el tiraje de una parrilla. El fuego y el humo no paraban de subir. Era todo dramático. Vi personas desesperadas en el balcón, sin poder salir. Fue desesperante: gente atrapada en jaulas”, dice la testigo.

Cuando dice “jaulas,” Dolores hace referencia a las rejas de los balcones. Los Bomberos de la Ciudad tuvieron que romperlas para rescatar a las personas atrapadas entre el fuego y los balcones.

“Fue todo horrible. A una niña la bajaron desvanecida. Una mujer embarazada, creo que a punto de dar a la luz, estaba atrapada en el décimo piso. Todo desesperante”, afirma la testigo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.