Impuestos: con un cambio en el presupuesto 2021, buscan subir las alícuotas para productos electrónicos

Esteban Lafuente
·2  min de lectura

El Presupuesto no llegó al debate en el recinto pero ya generó polémica. El proyecto que obtuvo dictamen en los debates de comisión introdujo cambios que, entre otros puntos, incrementa los impuestos internos a los productos electrónicos, como computadoras o equipos de aire acondicionado.

Se trata de una reversión de la baja que había dispuesto el Congreso en el marco de la reforma tributaria aprobada en 2017. Allí se dispuso que la alícuota se redujera del 6,55% a 0% de la alícuota para los productos manufacturados en Tierra del Fuego, y del 17% a 0% para los bienes importados, en un cronograma escalonado hasta 2024.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza el lunes 26 de octubre

Sin embargo, el oficialismo decidió abortar ese plan, y volver al esquema que estaba vigente hasta 2017. Según quedó plasmado en el artículo 111 del proyecto que se debatirá esta semana en Diputados, y al que tuvo acceso LA NACION, se dispuso retrotraer la tasa de impuestos al 17% para todos los bienes electrónicos importados. Al mismo tiempo, aquellos productos fabricados o ensamblados en Tierra del Fuego deberán tributar un 6,55%.

Los jugadores del sector, que se enteraron a través de los medios, ya prevén un impacto sustancial sobre los precios y la pérdida de una ventaja que se da por estos tiempos de brecha cambiaria alta, por ejemplo, en el caso de los celulares: la posibilidad de que lo que se vende en la Argentina esté hasta un 30% más baratos que afuera.

En el caso de los teléfonos móviles, el escenario es aún peor ya que se decidió quitarlos del plan Ahora 12, por lo que, de avanzar esta propuesta de suba de alícuotas para bienes electrónicos, en el país se vendería un producto más caro y con menos financiación.

La iniciativa, que no estaba contemplada en el documento que envió el Poder Ejecutivo al Congreso el 15 de septiembre, es uno de los 41 artículos que se incorporaron al proyecto tras su análisis en siete sesiones de debate en comisión.

Entre otros puntos, que incluyen más partidas para obra pública, se dispuso elevar los impuestos sobre las apuestas y los juegos de azar. Este esquema, que también comprende a las operaciones realizadas en plataformas online, propone gravar con un 5% a apuestas locales y con un 10% para las realizadas en países de escasa o nula tributación.

Los cambios propuestos no fueron acompañados por la oposición. El bloque de diputados de Juntos por el Cambio no votó a favor del dictamen, que sí fue acompañado en disidencia por el bloque de Córdoba Federal.